Cuatro años sin perder dos partidos seguidos

Las positivas rachas del Calahorra van llegando a su fin y la derrota ante el Mirandés dio lugar a un hecho que no se producía desde hace más de cuatro años. El Calahorra no había perdido dos partidos de forma consecutiva desde febrero del año 2014, en el que encadenó derrotas ante el Villegas y el Anguiano. Se trataba de un Calahorra muy diferente, que terminó la temporada en octava posición. En la siguiente temporada comenzó el nuevo proyecto del Calahorra, que acumularía muy pocas derrotas a lo largo de estos cuatro años, ningunas de ellas de forma consecutiva, como las endosadas por la Real Sociedad B y el Mirandés.

 

Fotos

Vídeos