«Creo que la UDL se puede exigir estar arriba este año y lograr cosas bonitas»

Borja Sánchez levanta su pulgar durante su presentación como jugador de la UD Logroñés. :: juan marín/
Borja Sánchez levanta su pulgar durante su presentación como jugador de la UD Logroñés. :: juan marín

El centrocampista, de 31 años, llega con ganas de conquistar un ascenso que se le escapó el curso pasado tras una gran temporada en el Mirandés

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Borja Sánchez (Talavera de la Reina, 1987) es uno de los futbolistas con brillo en Segunda División B que ha recalado este verano en la Unión Deportiva Logroñés. El toledano, que cuenta con una dilatada experiencia en la categoría de Bronce además de incursiones en Segunda con el Girona o en la liga griega, cuajó una excelente campaña el curso pasado en el Mirandés. 39 partidos, sumando a los 34 de Liga, los cuatro de 'play off' y uno de Copa. Sin embargo, la temporada no acabó bien, puesto que los rojillos no lograron el anhelado regreso al fútbol profesional. Esta campaña, Borja Sánchez desea quitarse esa espinita.

Aunque sin lanzar las campanas al vuelo, con la prudencia que aporta la veteranía, el extremo ve a la UD Logroñés con capacidad de hacer «grandes cosas». Ya ha conocido a buena parte de sus compañeros y, aunque apenas han discurrido un puñado de entrenamientos, sus sensaciones resultan positivas. «Hay mucha experiencia y, jugador por jugador, si estamos unidos, con lo que hay creo y confío en que se pueden hacer grandes cosas», indicaba ayer durante su presentación oficial. «Vamos a ir partido a partido, como se dice siempre, pero creo que es un club que se puede exigir estar arriba este año y optar a cosas muy bonitas», incidía.

LOS DATOS

Nombre
Borja Sánchez Gil.
Lugar y fecha de nacimiento
Talavera de la Reina/14-2-1987.
Demarcación
Extremo, tanto por la derecha como por la izquierda.
Altura y peso
1,79 metros/72 kilos.
Trayectoria
Cantera del Atlético de Madrid, Linense (08/09), Denia (09/10), Girona (Segunda División, 10/11), Ponferradina (11/12), Salamanca (12/13), Huesca (13/14), AOK Kerkyra (Segunda griega, 14/15), Alcoyano (15/16), Fuenlabrada (16/17) y Mirandés (17/18).

Para el extremo de Talavera, la entidad blanquirroja «va a aspirar a grandes cosas este año». «Vengo a aportar mi granito de arena y a disfrutar mucho», recalcaba.

El año pasado reconocía que se quedó con las ganas del ascenso en Miranda, algo que podría cambiar en Logroño: «No subimos porque no estuvimos al nivel que se requería en un 'play off'. No tuvimos ese último empujón y no se consiguió. Pero creo que aquí hay jugadores, club, afición y se puede conseguir si vamos todos unidos de la mano en la misma dirección».

Respecto a sus capacidades futbolísticas, el jugador no quiso hacer hincapié más allá de en su capacidad de «entrega y trabajo» y de estar siempre «a disposición del míster». Fue el director deportivo de la entidad, Carlos Lasheras, el que describió a un futbolista que destaca por su calidad técnica y su capacidad combinativa. «Borja tiene una dilatada trayectoria. Viene de hacer una gran temporada en el Mirandés, jugando 39 partidos, es polivalente, puede jugar en cualquiera de las dos bandas, incluso en la mediapunta. Nos va a aportar balón parado (estrategia, córners, faltas...) y, por supuesto, su experiencia y años de trayectoria», analizaba Lasheras.

«Un grupo»

Para lograr los grandes objetivos que espera Sánchez, el centrocampista recalcó una idea transmitida por el entrenador, Sergio Rodríguez: «El técnico quiere que esté a disposición del equipo, que nos ayudemos todos. Nos pide que seamos más un equipo que un grupo de individualidades y que estemos unidos».

En la UDL, Borja Sánchez su decimotercera experiencia personal, con una colección de camisetas envidiables. Sólo en el comienzo de su carrera, en el Alcalá, repitió temporada. La explicación del extremo a esa falta de continuidad es la propia historia del actual fútbol modesto «Son situaciones del fútbol. He cambiado por impagos; por la desaparición del Salamanca; en Girona, en Segunda División, no quisieron contar conmigo... Cosas del fútbol. Me encantaría estar siempre en el mismo sitio, pero si no se puede, hay que seguir. Parece que me gustan los cambios, pero esperemos que aquí, dependiendo del club... [risas]», aseguraba.

Gracias a esa trayectoria y a conocer tantos vestuarios, ha coincidido con varios jugadores blanquirrojos, como Carles Salvador. Uno de ellos, César Remón, parece clave a la hora de haber fichado por el conjunto logroñés. «Coincidí en Denia con él y desde entonces tenemos mucha relación. Me ha pintado todo muy, muy bonito», se sinceraba.

Tampoco le va a resultar difícil adaptarse a un grupo que ya conoce por su experiencia en el Mirandés y en el Fuenlabrada: el denominado 'grupo norte'. «Va a ser un grupo complicado, como en años anteriores. En el norte el fútbol es un poquito más agresivo, más directo, y va a ser un año complicado, pero bonito», aseguraba, antes de explicar que la apuesta de Sergio Rodríguez por el fútbol de toque, la posesión y el fútbol con gusto puede llevar a buen puerto al equipo.

Ahora, a Borja Sánchez, como al resto de la plantilla, le queda el trabajo de adaptación, las semanas de sudor y entrenamiento. Sólo cuando empiece la temporada se atreverá a decir el talaveranos quiénes van a ser los rivales de la UDL. Lo que tiene claro es que los blanquirrojos deben estar en lo más alto.

Más

 

Fotos

Vídeos