PENALTI Y EXPULSION

CONTRASTES

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

No había ganado nunca la UD Logroñés en Tudela, pero tampoco había perdido. Y tampoco había marcado nunca, pero tampoco había recibido un gol. Conclusión, la UDL estaba abocada al empate sin goles en su tercera aparición en el Ciudad de Tudela. Empate para reforzar la recuperación iniciada ante Osasuna y como puente tendido ya entre aquel triunfo y las visitas consecutivas de Logroño de Leioa y Real Sociedad.

La soleada tarde reflejó un partido de contrastes. No perder en Tudela es casi como ganar, porque allí pocos vencen; pero el empate no da los tres puntos. Es el amargor del duelo. Aun así, el equipo está a tres puntos del cuarto clasificado, el Racing, aunque ve ya en la lejanía al Mirandés, que gracias a Diego Cervero suma de tres en tres. Marca el asturiano y no encaja su equipo. El 1-0 ó 0-1 es suficiente.

La UDL no tiene una enorme facilidad para marcar. Tercer partido con su marcador a cero. Al otro lado de la balanza, tercer encuentro también sin encajar un gol. Una buenísima noticia, ya que no dejaba su portería a cero desde el 10 de septiembre, día en el que ganó al Amorebieta en Las Gaunas. No encajar fortalece el trabajo de defensa.

Pero también es verdad que a este equipo le cuesta ganar y llama la atención que Ñoño, su máximo goleador con 4 tantos (los mismos que Marcos André) haya perdido peso en el once en los últimos compromisos. Ayer volvió a jugar unos minutos, como en Villaviciosa. No saltó al campo frente a Osasuna. Sergio Rodríguez ensayó con él durante la semana. Marcos André y él. Al final el compañero del brasileño fue Iván Aguilar. Otro contraste, aunque el técnico es quien mejor conoce a sus jugadores y es el primer interesado en sumar de tres en tres.

Para redondear la tarde, César Remón volvió a ser titular después de un inicio de liga accidentado, con lesión y expulsión incluidas. Su concurso en este equipo es vital, porque los futbolistas inteligentes siempre tienen hueco. El contraste es que para que él entre salga Álvaro Arnedo, aunque acabasen jugando juntos.

 

Fotos

Vídeos