UD LOGROÑÉS

La UDL comienza la cuenta atrás

Miguel Santos intenta esquivar a dos compañeros en un entrenamiento. :: Sonia Tercero/
Miguel Santos intenta esquivar a dos compañeros en un entrenamiento. :: Sonia Tercero

Los blanquirrojos afrontan en Agoncillo (19.30 horas) su penúltimo amistoso |Los de Sergio Rodríguez afrontan su séptimo amistoso después de seis victorias y un empate ante todo un Alavés

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

La Unión Deportiva Logroñés comienza a descontar los días. Cuando concluya el encuentro de esta tarde en Agoncillo (19.30 horas, campo municipal de San Roque) quedarán sólo once días para el inicio de la competición liguera. Apenas un suspiro y sólo un partido más, ante el Burgos, un rival de idéntica categoría, en la localidad Medina de Pomar, a las 18.30 horas.

Será el tercer amistoso de pretemporada contra un equipo de Tercera División. Ante el Haro y el Anguiano, los de Sergio Rodríguez sentenciaron con cómodas goleadas (0-6 y 0-4, respectivamente). El Agoncillo tratará de ponérselo más difícil pero, cada semana que pasa, la preparación de los blanquirrojos es mejor y las diferencias físicas entre la exigente pretemporada de un equipo de Segunda B y la de un Tercera resultan evidentes.

Como aliciente y curiosidad, en la plantilla del Agoncillo, Sergio Rodríguez se encontrará a un expupilo suyo, Jordan Gaspar, que salió de la cantera de la Unión Deportiva Logroñés para recalar en la cantera del Real Madrid, de donde fue cedido a Osasuna. El delantero, de momento, se ejercita y juega con el Agoncillo (ya lo hizo en la Copa Federación) y podría ser de la partida esta tarde.

Más minutos para los jugadores que salen de inicio

Sergio Rodríguez quiere ver a su plantilla más de 45 minutos. Por eso, al igual que contra la Peña Sport, el equipo que saldrá de inicio dispondrá de entre 60 y 70 minutos para convencer al técnico blanquirrojo. Ayer, este grupo, entre los que se incluyen Borja Sánchez, Rayco, Carles Salvador, Jonathan Bijimine, Santamaría, Flaño y Ander Vitoria, entre otros, acabó unos veinte minutos antes el entrenamiento. Junto a Miguel Martínez en portería, que ante la Peña Sport no jugó, podrían ser los titulares de esta tarde.

El resto de equipo blanquirrojo, que salieron de entrada en Tafalla ante la Peña Sport, entre los que estaban Santos, Paredes, César Caneda, César Remón, Ñoño, Marcos André y Víctor López, continuaron ejercitándose en un partidillo de seis contra seis, en un campo de dimensiones reducidas.

Aunque esta tarde continuará analizando el estado de sus jugadores y el equilibrio del equipo en busca de un once perfecto que viaje el 26 de agosto a Durango (rival de los blanquirrojos en la primera jornada de Liga de la Segunda B), Sergio Rodríguez continuará sacando lustre a su esquema de juego.

Ayer, la UD Logroñés se entrenó en doble sesión. En ambos entrenamientos dispuso el técnico de distintas situaciones tácticas para sacar jugando el balón -últimamente ha ahondado mucho en este tipo de acciones- así como la presión defensiva en situaciones similares.

El grupo continúa trabajando a buen ritmo. Los nuevos integrantes parecen adaptados al grupo y al trabajo diario del conjunto blanquirrojo. Y la mejor noticia para el cuerpo técnico que dirige Sergio Rodríguez: puede contar con toda su plantilla al completo, salvo Álvaro Arnedo, que se recupera satisfactoriamente de su lesión de larga duración en la rodilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos