César Caneda enciende la alarma en la UD Logroñés

César Caneda saca el balón jugado en Las Gaunas, ante el Gernika. :: fernando díaz/
César Caneda saca el balón jugado en Las Gaunas, ante el Gernika. :: fernando díaz

El central blanquirrojo no se ejercitó ayer y queda a la espera de que le hagan pruebas en su rodilla izquierda

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Cuando los últimos jugadores de la UD Logroñés enfilaban el camino hacia los vestuarios del Mundial'82, César Caneda atravesaba la puerta de la instalación deportiva. Mañana, la de ayer, de idas y venidas y de papeleo. Labores y escenarios que no gustan a los futbolistas. El vitoriano no se había ejercitado. Horas antes se había retirado del césped de Las Gaunas. Un hecho insólito que no acabe un partido con la UD Logroñés que ha comenzado. Era el minuto 82 y el central no aguantaba más sobre el césped. Unos minutos antes había quedado tendido sobre el césped tras pelear un balón con Eduardo Ubis. De momento, silencio en torno a su rodilla izquierda. Silencio y temor interno. En las próximas horas se someterá a una resonancia magnética.

Caneda no es de esos jugadores que se quejen por quejar. A sus 40 años le sobran tablas para manejar el tiempo de un partido. De hecho, ya en el banquillo, vio la quinta amarilla por protestar. Seguramente él fue el primero en entender que su rodilla no le dejaría jugar el próximo domingo en Irún y de ahí que protestará una decisión arbitral. Quinta tarjeta que conllevará sanción federativa.

LOS NÚMEROS

96 partidos de Liga repartidos en tres temporadas
En la campaña 2016/17 jugó 35 encuentros; en la 2017/18, 37; y en la 2018/19, 24.
95 partidos completos en estos tres años vistiendo la camiseta blanquirroja
El domingo fue la primera vez que fue sustituido en un compromiso de Liga.
5 partidos se ha perdido en estas tres temporadas
En la primera no jugó en Barakaldo y Sestao, por una lumbalgia, y frente al Amorebieta, por sanción; y en la pasada se perdió los encuentros de Getxo, frente al Arenas el Izarra.
2 encuentros ha jugado en la Copa
El primero, con prórroga incluido, frente al Adarve, a pesar de que no había entrado en la convocatoria. Fue un cambio de urgencia. Y el segundo, contra el Formentera.
8.521 minutos suma en Liga en esos 96 encuentros
Y los suma de noventa en noventa, salvo en el partido del domingo. A ellos añade otros 167 minutos en Copa, repartidos en dos encuentros.
24 temporadas repartidas entre Segunda B, Segunda y Primera
Diez de ellas las ha pasado en Segunda y tres en Primera, aunque puede sumar dos más, que compartió entre Segunda B y Primera, cuando militaba en el Athletic de Bilbao.

Caneda se probaba continuamente sobre el césped. Girar las rodillas, unas carreras suaves. Apuntaba a un golpe, pero el central no estaba cómodo. Jugó algún balón más antes de acercarse al banquillo e intercambiar impresiones con Sergio Rodríguez y el resto de técnicos. La mala sensación se confirmaba poco después con salida del terreno de juego, la primera de manera anticipada desde que se vistió con la camiseta de la UD Logroñés.

El veterano jugador no estará el domingo en el Stadium Gal. La baja es sensible, aunque dentro de ese silencio que reina en las dependencias blanquirrojas se teme una lesión más grave. Quizá, un esguince. Jamás se había lesionado desde que llegó en el verano del 2016 de la mano de Carlos Pouso. Venía de jugar con el Racing de Santander, donde había coincidido con Mikel Santamaría.

La zaga se rompe por la derecha

A la ausencia de César Caneda en Irún se sumará la de Juan Iglesias, que también fue amonestado el pasado domingo y cumplirá ciclo de tarjetas amarillas. Así, Sergio Rodríguez tendrá que recomponer una zaga que se había convertido en fija, pero que ya se vio alterada en Gijón con la ausencia de Pablo Bobadilla.

El técnico blanquirrojo cuenta con Mikel Santamaría y Borja García, que se sumó a última hora al proyecto blanquirrojo en calidad de cedido por el Extremadura. El primero fue titular en Mareo hace nueve días, mientras que el segundo no ha entrado en ninguna de las dos convocatorias, sobre todo en la última, porque a la primera llegó apenas unas horas antes. Si entrase Santamaría, Bobadilla pasaría al central derecho, como ya ocurrió el domingo cuando Rodríguez retrasó a Andy; si el elegido fuera Borja, cualquiera de los dos puede jugar por la izquierda y por la derecha.

El flanco derecho también cuenta con varios candidatos. Javier Flaño ha disputado varios encuentros en ese carril, pero también en el izquierdo. Otra opción la personifica Miguel Santos, al que las lesiones no le han permitido trabajara continuidad.

Su trayectoria en la UD Logroñés no sólo no es incuestionable, sino que es alabable. Noventa y seis partidos en Liga en tres temporadas, todos ellos de principio a fin salvo el del pasado domingo, que se acabó para él en el minuto 82. Treinta y cinco encuentros en la campaña 2016/17 con las únicas ausencias de Barakaldo y Sestao, por una lumbalgia, más otros dos compromisos en Copa, Adarve y Formentera. El ejercicio pasado lo cerró con treinta y siete encuentros completos. Se perdió el duelo contra el Arenas, por sanción, y frente al Izarra, por decisión técnica. Era el último compromiso liguero. Y veinticuatro partidos en la actual campaña. Todos y todos los minutos hasta el domingo. Era el único jugador de campo que cumplía con tan exigente guión.

«Por mí, que le renueven varios años más», decía la semana pasada Pablo Bobadilla. A sus 23 años, el najerino ve en su compañero en el centro de la zaga un pozo de sabiduría. «Aprendes todos los días junto a él», venía a decir. Quizá por eso Sergio Rodríguez les asoció siempre en pretemporada. Intuía o deseaba que era el año de Bobadilla y quería que acumulase minutos con el mejor central del que dispone.