CALAHORRA

El Calahorra enlaza dos partidos sin encajar gol por primera vez en la temporada

El Calahorra enlaza dos partidos sin encajar gol por primera vez en la temporada

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

El Calahorra sumará el domingo al reto de ganar al Athletic B en La Planilla y seguir en su camino hacia la Copa del Rey un reto más, secundario, pero al que los entrenadores dan mucha importancia: sumar su tercera semana consecutiva sin encajar un gol.

El gol ha sido un gran quebradero de cabeza para el equipo de Miguel Sola a lo largo de la temporada. El gol encajado, pues el once rojillo viene demostrado que tiene una notable capacidad ofensiva. Los 44 goles marcados le sitúan como el sexto mejor equipo del grupo, pero en su debe estaba que más de un partido se le ha escapado a pesar de no quedarse con su cuenta a cero.

El Calahorra consiguió el pasado domingo dar un paso más en la mejora de sus estadísticas. Ante el Real Unión ligó por primera vez esta temporada dos encuentros sin encajar . No recibió ninguno frente al Vitoria (2-0) y tampoco en el Stadium Gal (0-1), donde un único solitario tanto de Eduardo Ubis le dio los tres puntos que garantizan prácticamente su permanencia.

Hasta estas dos fechas, el cuadro riojano era incapaz de mantener su portería a cero más de una semana. Y eso que ha logrado salir en ocho ocasiones sin encajar ningún gol de diferentes terrenos de juego. De hecho, arrancó la temporada en casa sin encajar gol alguno, ante el Amorebieta (2-0). Repitió en la quinta jornada, en el mismo escenario, por idéntico marcador, pero ante la UD Logroñés, y en la novena, ante el Izarra. A partir de aquel encuentro entró en un camino en el que le era imposible mantener su portería a cero, lo que le obligaba a un esfuerzo extra en cada compromiso. Diez encuentros consecutivos encajando goles. La sangría se detuvo en la vigésima jornada de Liga. Fue ante el Amorebieta (0-0). Repitió en la vigésimo tercera (1-0 frente al Oviedo) y vigésimo octava (0-1, en Estella). Y de aquel partido, al de hace once días en La Planilla, donde retomó la sobriedad defensiva.