UD LOGROÑÉS

Caída y auge de la UD Logroñés

Caída y auge de la UD Logroñés
Fernando Díaz

Seis claves que han invertido la dinámica negativa del equipo de Sergio Rodríguez | Los blanquirrojos pasan de las plazas de descenso al 'play off' gracias a una meteórica recuperación

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

logroño. Un nuevo equipo. La actual UD Logroñés es otra cosa. Este pasado fin de semana certificó su rápida recuperación con el triunfo por la mínima ante el Vitoria con un golazo de Bobadilla con el tiempo cumplido. Y como consecuencia, logró su inclusión por primera vez en la temporada en los puestos de 'play off'. Pero, ¿cuáles han sido las claves de esta recuperación?, ¿qué ha pasado en el equipo que dirige Sergio Rodríguez para invertir la situación? A continuación se apuntan seis factores determinantes para llegar al nuevo escenario blanquirroja.

Solidez defensiva

Diez partidos sin encajar de catorce disputados

Es una obviedad. Pero el equipo de Sergio Rodríguez es el que mejor defiende del grupo. Los datos están ahí: los blanquirrojos sólo han encajado siete goles en catorce jornadas. El empate (1-1) en su estreno en Las Gaunas ante el Barakaldo, de nuevo en el municipal -cuarta jornada- ante el Sporting B (0-2), la semana siguiente en Calahorra (2-0) y la nefasta visita a Lejona (2-1). O dicho de otra manera, la UDL ha conseguido mantener la portería a cero en diez partidos (ocho de los últimos nueve disputados). Esta circunstancia ha permitido a los blanquirrojos sumar 22 de los últimos 27 en juego. A pesar de que la defensa es tarea de todo el equipo, mención especial merecen el portero Miguel y los defensas Iglesias, Caneda, Bobadilla y Flaño.

Catarsis

Revolución en el once ante el Real Unión

30 de septiembre. Sergio Rodríguez se juega su futuro. Visita Las Gaunas el Real Unión. La UDL llega tras perder en casa ante el filial del Sporting y en Calahorra. El técnico riojano rompe con lo hecho hasta ahora y decide morir con su gente. Iglesias en el lateral derecho, Bobadilla en el centro y Víctor López, en la banda derecha, son las principales novedades de un equipo que sólo juega con dos fichajes nuevos: Andy y Olaetxea.

Salió cara y la UD Logroñés se llevó la victoria (2-0) gracias a los goles anotados por Marcos André y Rubén Martínez. A partir de esa jornada Sergio Rodríguez encuentra su equipo base y sobre él incluye alguna rotación semanal para tener a todo el mundo en tensión.

Equilibrio

El equipo deja de partirse por la parcela central

El concepto clave es el equilibrio. El centro del campo es el músculo del equipo. Cuando funciona la medular el juego es más rápido y peligroso, y la tarea defensiva comienza treinta metros por delante de los centrales. Sergio Rodríguez ha probado con varios jugadores, preferentemente Andy y César Remón, además de Carles Salvador que es un fijo. Al trabajo de ellos hay que añadir la presencia de Olaetxea como segundo punta, pero con un perfil defensivo muy grande.

Las lesiones han obligado al entrenador blanquirrojo a echar mano del vasco en el centro, junto a Salvador. Las prestaciones del de Abadiano están siendo altísimas. Hasta tal punto que con Rayco recuperado y jugando por delante del centro del campo, va a ser difícil sacar a Olaetxea de ahí. En las últimas jornadas se ha permitido el lujo incluso de participar en los goles del equipo. Buenas noticias.

Más largo y más profundo

La UDL saca partido al juego por las bandas

Otra de las buenas noticias que trajo consigo el partido del Real Unión, el de la catarsis, es el aprovechamiento de las bandas. Desde entonces, la UD Logroñés es un equipo más largo y más profundo. Rubén Martínez, Víctor López y Ñoño, principalmente, se han encargado de ello. Sin olvidar la aportación de los dos laterales. El derroche físico de Iglesias y la aportación -más acertada día a día- de Flaño en el lateral izquierdo. Con las dimensiones de Las Gaunas, parece una obligación continuar en esta línea.

La verticalidad blanquirroja ha tenido premio en las últimas jornadas. La UDL regresó de Oviedo con los tres puntos gracias a una contra de Ñoño que finaliza Marcos André. Siete días antes, en Las Gaunas ante el Amorebieta, dos robos de balón en el centro del campo se convirtieron en gol gracias a sendas contras de Ñoño.

La salsa del fútbol

Goles con cuentagotas y de diferentes facturas

Ningún equipo de los doce primeros clasificados marca menos que la UDL (12). Eso sí, los goles blanquirrojos llegan de todas las facturas posibles. Dos centrales, Santamaría y Bobadilla -en tres ocasiones- lo han hecho a la salida de un córner; Andy, de penalti en Torrelavega; Ñoño (3) sumó de falta directa y a la contra; y Marcos André (3) anotó en jugadas personales a la contra y con el mejor gol hasta el momento, ante el Amorebieta en Las Gaunas, con un disparo lejano que se coló por la portería vasca.

A favor

La suerte sonríe en los momentos decisivos

No hay proyecto deportivo alguno que haya llegado a buen puerto sin que la fortuna le sonriera en los momentos importantes. A la UDL le empieza a mirar la suerte a los ojos, para a continuación guiñarle un ojo. Lo que en los primeros partidos de la temporada era negro, ahora es luz. El rechace que se llevaba el rival, ahora es para los blanquirrojos. Y si el partido está atascado ante el Vitoria, aparece Bobadilla en el minuto 90 y conecta un cabezazo que significa tres puntos y puestos de 'play off'. También lo hizo ante el Tudelano y también supuso tres puntos.

 

Fotos

Vídeos