BUENAS BASES

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Nos las prometíamos muy felices con el empate del Mirandés en Irún. Y los de Anduva cerraron el domingo aumentando la ventaja sobre la UDL en un punto. Cara de circunstancias para los de Las Gaunas. Es lo que tiene el fútbol. Nada se puede dar por supuesto de antemano. Ni nada está conseguido hasta que pita el árbitro. Tan sencillo y repetido hasta la saciedad como cierto.

La tarde del domingo no fue buena. Ni por el qué (la derrota) ni por el cómo (un mal partido). Cierto. Pero tenemos que mirar hacia adelante. Debemos mantener la ambición. Al fin y al cabo, hay un objetivo final que es el ascenso. Y para llegar a conseguirlo hay que vivir tardes de todo tipo: alegría, desesperación, desesperanza, optimismo... Hasta la gran traca final. Que llegará más temprano que tarde. Seguro. Y sonará fuerte, muy fuerte.

Pero para que se consiga, la UD Logroñés tiene que demostrar inteligencia. Es decir, tiene que aprender de los errores. Y el equipo ha dado muestras de hacerlo. No se puede olvidar el mal arranque liguero y cómo se dio la vuelta a esa situación. Ese es el camino.

El único punto negro que le pongo al equipo durante la primera mitad en Tudela es la falta de intensidad. Muy peligroso. Un rival, inferior en puntuación y plantilla, no puede superarte por ganas. Si el rival entra fuerte, tú tienes que igualarle (o superarle). No es la primera vez que vemos esta falta de entrega en los jugadores. Lógicamente se trata de una situación involuntaria (¡los futbolistas son los primeros interesados en ganar los partidos!) pero es algo que no se puede repetir. El propio Sergio Rodríguez se encarga de recordarlo cada vez que se presenta ante los medios de comunicación. La primera parte de ayer deja un cierto tufillo de UDL de inicios de temporada. Y no queremos volver a tener esas mismas sensaciones.

La Gimnástica llega a Las Gaunas el domingo. Y lo único que puede hacer el equipo es ganar. No se logra el ascenso en marzo, pero sí se ponen las bases para lograrlo. Y la UDL tiene buenas bases. Sigamos reforzándolas.