Bijimine busca su futuro en Logroño

Jonathan Bijimine posa con la camiseta de la UD Logroñés. :: miguel herreros
/
Jonathan Bijimine posa con la camiseta de la UD Logroñés. :: miguel herreros

El central jugará en Las Gaunas después de vivir en cuatro países en los últimos cinco años y vestir otras tantas camisetas diferentes El francés baja dos peldaños futbolísticos con el ánimo de reforzar su carrera profesional

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. Jonathan Bijimine (Amiens, 8/4/1994) vivió el martes sus primeras horas como jugador de la UD Logroñés. Primeras horas sobre el césped. Criado en Francia, internacional por el Congo y con cuatro países más en su pasaporte deportivo amén de Francia, Bijimine llega en busca de relanzar su carrera. Lo dice a sus 24 años y haber disfrutado del fútbol de Primera.

No es muy hablador este francés del norte, espigado y fuerte. Una roca a simple vista del que se espera que domine el juego aéreo en ambas áreas. Ha militado en Primera en Grecia y República Checa, pero también en la quinta categoría del fútbol italiano (Barletta) y en todas las divisiones nacionales del español, desde Tercera hasta unos minutos en Primera.

Nombre
Jonathan Bijimine.
Nacimiento
9/7/1994.
Lugar
Amiens (Francia).
Posición
Defensa central.
Talla/peso
1.91 m./88 kgrs.
Trayectoria
Barletta y Perugia (Quinta y Segunda División) 2013/14), Córdoba (2014/2017), Apollon (Primera División, Grecia) y Fastav (Primera División, República Checa) (2017/18).
Contrato
1 temporada.

«Mis sensaciones son buenas y la UD Logroñés tiene un objetivo claro. Espero que lo logremos. Creo que puedo aportar experiencia al bloque porque en España he pasado por varias categorías, desde Tercera hasta Segunda», indicaba el jugador en su presentación.

Su vida ha dado muchos giros, pero llegó a acariciar la gloria con el Córdoba. El último año lo ha repartido entre Grecia, en un recién ascendido, y República Checa, en un histórico con el Fastav, que el próximo año cumplirá 100 años. A la UD Logroñés llega con la intención de «relanzar» su carrera. «Creo que el objetivo de la UD Logroñés es bueno para mí. Conozco la Liga, sé lo que significa Segunda B y sé que no voy a perder el tiempo aquí. Tengo 24 años y mucho que aprender», incide.

Logroño es una parada más después de vivir en cuatro culturas diferentes en cinco años. «Me gusta el fútbol español y más cosas de este país», dice para justificar su regreso, si bien también asegura que estas experiencias, sobre todo las del último ejercicio, le han hecho ser «una mejor persona» y, además, «madurar».

Sus tres días en el equipo han sido tranquilos. El miércoles se asustó después de que Rubén Martínez se marchara al vestuario ayudado por los técnicos tras una jugada entre ambos. «He visto un buen equipo, que quiere jugar al fútbol. Conocía a Ñoño, porque él jugaba en el San Fernando cuando yo lo hacía en el Córdoba. Nos enfrentamos en dos ocasiones», dice Bijimine, que no oculta que después de tantos años buscando la fortuna del futbolista, llegar a Logroño es una «apuesta». «Vengo con unos objetivos personales que cumplir. Sí, es una apuesta», asevera para concluir.

Más