Calahorra

No bajar de la cresta de la ola

Gonzalo atrapa el balón ante la mirada de Cristian, Cárdenas y Barrio en un entrenamiento. :: s.m./
Gonzalo atrapa el balón ante la mirada de Cristian, Cárdenas y Barrio en un entrenamiento. :: s.m.

El Calahorra afronta ante el filial del Oviedo un choque en el que no debe dejarse llevar por el buen momento | Miguel Sola introducirá numerosos cambios en su alineación con respecto al partido del miércoles

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El sobresaliente inicio del Calahorra ya es imposible considerarlo una casualidad o una serie de golpes de suerte. El equipo rojillo ya ha disputado cinco partidos desde que arrancó la temporada, tres de liga y dos de Copa, y el bagaje de siete puntos en la competición regular y continuar en la tercera ronda copera, hubiese sido firmado por cualquiera en el entorno rojillo hace un mes. El reto ahora es mantenerse, no dejarse llevar por la ola de optimismo sino aprovechar la inercia de forma favorable. El Calahorra cuenta con otra oportunidad para demostrar su nivel, visitando en El Requexon (12.00 horas) al filial del Real Oviedo. Un lugar, un horario y un rival nuevo.

No puede relajarse lo más mínimo el Calahorra. Pese a los resultados positivos, todos los partidos se han disputado en máxima igualdad. Ninguna victoria, ningún punto, ha sido sencillo de conseguir. Desde antes de empezar la temporada todos avisaban que el segundo es un grupo de pocas diferencias. Hasta el último puede ganar el primero. Por ello la clasificación significa tan poco a estas alturas de temporada y el Calahorra sigue teniendo la permanencia como objetivo, sin pensar en nada más pese a que la realidad le sitúa entre los mejores.

El principal reto del conjunto rojillo está siendo compaginar las dos competiciones con totales garantías. Por el momento, el resultado es bueno, aunque siempre existe el temor de que tantos esfuerzos acaben pasando factura. Miguel Sola está siguiendo una estrategia inteligente en este aspecto y que no hace resentir los resultados. Las rotaciones están a la orden del día, con hasta siete cambios de un partido a otro. Toda la plantilla está respondiendo, demostrando que en el equilibrio está la fuerza.

El Oviedo B ha sumado cuatro puntos, los últimos derrotando al filial del Sporting

Algunos jugadores como Ubis y Almagro, lesionados, y el portero Gonzalo, no serán de la partida. Otros tienen muchas papeletas para tener descanso obligado por la acumulación de minutos y el esfuerzo copero. Gabri y Rodrigo, dos de los futbolistas que mejor nivel están mostrando en el inicio de temporada, serán titulares y los principales peligros ofensivos del Calahorra. Como en todos los partidos hasta la fecha, será fundamental que el conjunto riojabajeño logre dominar el esférico para no sufrir y poder generar ocasiones de peligro con calidad. La movilidad ofensiva, las llegadas desde la banda y la verticalidad mostrada en otras jornadas será clave.

El Calahorra tendrá que salir con intensidad en El Requexón para no sufrir como lo hizo frente al Leioa. Concentración desde el primer momento para no ceder terreno y que el rival aproveche las facilidades defensivas. La zaga rojilla ha firmado, salvo en momentos puntuales, sobrias actuaciones. Las victorias empiezan desde atrás, especialmente como visitante. El Oviedo B tiene potencial suficiente para complicar al Calahorra y los carbayones cuentan con mayor frescura al haber disputado sólo la competición liguera.

A los filiales, además, se les presupone una mayor capacidad física, algo que puede ser decisivo teniendo en cuenta el esfuerzo que acumulan los calagurritanos. La concentración, la experiencia y el buen momento, serán bazas a explotar por el Calahorra. El Oviedo B ha sumado cuatro puntos hasta ahora, pero su último triunfo, en el derbi de filiales contra el Sporting, ha aumentado su moral. Un nuevo día para que el Calahorra se supere.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos