ANÁLISIS DEL RIVAL CD VITORIAEl peor local del grupo en un campo que no da lugar al error

El Vitoria solamente ha sumado dos puntos en su feudo, pero ha hecho sufrir a algunos de los grandes favoritos

S. M. CALAHORRA.

El Vitoria parece el rival propicio para que el Calahorra logre al fin encadenar dos triunfos seguidos. Se trata de un equipo que ocupa posiciones de descenso y que no parece sentirse del todo cómodo en su feudo, o al menos así lo indican los resultados, ya que es el peor local del grupo al haber conseguido solamente dos empates en Ellakuri. El filial del Eibar, es pese a ello, un equipo que no ha puesto las cosas fáciles a ninguno de sus rivales y el Calahorra no puede confiarse.

El Amorebieta y el Arenas son los dos únicos conjuntos ante los que el Vitoria ha sumado en su feudo, perdiendo los cinco partidos restantes. En algunos, sin embargo, lo hizo por la mínima frente a parte de los favoritos como el Sporting B y el Barakaldo, y el Racing tampoco tuvo un partido sencillo en Ellakuri. Se trata de un campo de hierba artificial y estrecho, algo que contribuye a un juego más directo y de segundas jugadas, donde la estrategia es además un factor determinante. Cualquier error se paga caro por lo que la intensidad es clave para mantenerse en el partido.

El Vitoria ha conseguido sus dos victorias como visitante, ante la Gimnástica de Torrelavega y el Gernika, algo que le sitúa cerca de la zona de salvación, que intentarán alcanzar este fin de semana ganando al Calahorra. Una oportunidad para redimirse como local.

El Vitoria cuenta con numerosas y sensibles bajas de cara al partido del domingo. Su central Kaiser, que ha jugado todos los partidos y se midió con Atlético Levante al Calahorra en el último 'play off' de ascenso, no estará por acumulación de tarjetas, al igual que su delantero titular Koldo Obieta. Por otra parte, los centrocampistas Miguel Marí y Atienza tampoco serán de la partida por lesiones. Cuatro titulares con los que no podrá contar Igor Gordobil, que tendrá que variar su once.

El Vitoria es un filial con jugadores jóvenes pero con cierta experiencia en la categoría y que, pese a lo que puedan mostrar los números, es un rival complejo acostumbrado a partidos igualados.

 

Fotos

Vídeos