Los goles de Gabarre sujetan al club en la clasificación

Toni Gabarre se abraza a Iñaki Jiménez. :: l.m. chaverri/
Toni Gabarre se abraza a Iñaki Jiménez. :: l.m. chaverri

El equipo ribereño suma cuatro jornadas sin ganar y llega a Logroño tras perder en casa

M.G. LOGROÑO.

El Tudelano siempre es un conjunto complicado. Es el próximo invitado a Las Gaunas. El inquilino del antiguo Elola y actual Ciudad de Tudela mantiene el grueso de jugadores de la pasada campaña, pero ha comenzado a renovarse, si bien en el banquillo continúa Iñigo Valencia. Son 9 puntos en la tabla, merced a tres empates y dos victorias, el Tudelano acude a la cita sabatina después de haber encajado una dura derrota en casa, frente al filial del Oviedo (1-3).

El conjunto asturiano rompió al Tudelano el domingo. Primera derrota en casa y tres goles encajados, un tercio de los que ha recibido en estos siete compromisos. No es un bloque, el ribereño, al que se le marque con facilidad. La UD Logroñés siempre ha tenido muchos problemas para hacerle un gol. Sin embargo, los equipos varían de una semana a otra. Valencia vive una situación similar a Sergio Rodríguez. Las lesiones han roto sus ideas. Álvaro Navarro, el veterano Fernando Delgado, Víctor Bravo, David Lázaro y el logroñés Álvaro Corral no pudieron jugar el pasado domingo. A ellos se suma Néstor Salinas. Ausencias que han obligado a Valencia a tirar de banquillo para recomponer.

El Tudelano debe remontarse a la tercera jornada para recordar su última victoria en Liga. Venció a la Gimnástica de Torrelavega por 2-1. Su anterior victoria también se ubicó en el Ciudad de Tudela. Siete días antes superó por la mínima al Vitoria (1-0). Es decir, no ha ganado lejos de su feudo. A esos dos éxitos se sumaron tres empates consecutivos, por idéntico marcador (1-1) ante Amorebieta, Leioa y Gernika. Su tablero de marcadores se completa con la derrota que vivió en Lezama (2-0).

En Tudela se mantienen hombres importantes como Mikel Pagola, indiscutible bajo palos, Álvaro Meseguer, Jesús Lalaguna, los riojanos Fernando Delgado, Iñaki Jiménez y Álvaro Corral, David Lázaro, el exblanquirrojo Ibai Ardanaz o Ion Vélez. Pero, Iñigo Valencia ha emprendido una renovación que ha afectado a un tercio de su plantilla. De Tajonar ha llegado Julen Arellano, que está jugando; Álvaro Navarro cerró su aventura estadounidense en el Dayton Flyers; Néstor Salinas ha cambiado Ponferrada por Tudela y Antonio Gabarre ha reforzado la punta de ataque. De hecho, este último suma cinco de los siete goles que acumula su equipo.

Su fútbol es claro: fortaleza defensiva a la espera de una oportunidad que en Las Gaunas confía en alcanzar al contragolpe o a balón parado.

 

Fotos

Vídeos