RACING DE SANTANDER - CD CALAHORRA

AGUACERO EN SANTANDER

Morgado despeja
de cabeza un saque
de esquina.
:: sergio martínez
/
Morgado despeja de cabeza un saque de esquina. :: sergio martínez

El Calahorra cae goleado ante un Racing muy superior desde el saque inicial Los rojillos flaquearon en defensa ante un rival cómodo con el balón y no tuvieron suficiente carácter para responder

SERGIO MARTÍNEZ

santander. Llovió a mares en Santander. Agua y goles. El Calahorra sufrió la tormenta cántabra, esa que cala hasta los huesos y que deja tiritando. Se preguntaron los rojillos en El Sardinero qué hacer para sacudirse o al menos cómo taparse ante tal vendaval, pero incluso pusieron de su parte saltando sobre los charcos y salpicándose más. El Calahorra fue un equipo menor y no hubo forma de responder. El Racing de Santander arreció con fuerza en su feudo, descargando la rabia acumulada tras su última derrota liguera, y el Calahorra pasaba por allí en el día más inoportuno. Los cántabros pronto abrieron el camino a una victoria que por un momento el Calahorra quiso replicar, pero sólo fue un momento justo antes del descanso, tras el cual el Racing abrió la goleada inapelable.

0

0

El Calahorra podía demostrar que su candidatura a equipo revelación del comienzo de temporada era sólida. En El Sardinero te sientes como un equipo de superiores categorías. Pero no estuvieron los rojillos a la altura para frenar al máximo candidato al título liguero. El Racing asumió el mando desde el saque inicial, encontrando facilidades para entrar por las bandas, especialmente con Buñuel e Hidalgo por la derecha, y combinando entre líneas con una sencillez impropia de lo que el Calahorra debía disponer. Los rojillos miraban cómo el balón fluía entre los pies cántabros, llegaban siempre tarde, superados y encarando a sus rivales cuando ya habían tenido tiempo de controlar, pensar y actuar. Fue la tónica general. El Racing dispuso y el Calahorra concedió.

Racing
Iván Crespo, Buñuel, Castañeda, Óscar Gil (Mirapeix, m. 60), Puras, De Vicente (Mario, m. 65), Quique, Hidalgo (César, m. 57), Cejudo, Enzo y Jon Ander.
Calahorra
Nacho Zabal, Cristian, Barrio, Duro, Morgado, Parla, Cárdenas (Almagro, m. 46), Rodrigo (Barrón, m. 74), Gabri, Barcina y Eduardo Ubis (Goñi, m. 55).
Goles
1-0, m. 12. Jon Ander; 2-0, m. 43. Cejudo; 3-0, m. 52. Jon Ander; 4-0, m. 55. Quique (de penalti); 5-0, m. 74. Jon Ander.
Árbitro
Martínez Santos, asistido por Blanco Méndez y Gay Casal. Mostró cartulina amarilla a los locales Óscar Gil y Mirapeix a los visitantes Sergio Parla y Morgado.
Incidencias
6.260 espectadores en El Sardinero, con un centenar de rojillos.

El impulso inicial podía diluirse con el paso de los minutos, pero los locales lo hicieron bueno. Al Calahorra se le acabaron las opciones en el minuto 12. Hidalgo superó por la banda a Barcina, Gabri y Morgado para poder poner un centro al área que aprovechó Jon Ander. Nacho Zabal, el mejor de los riojanos, detuvo con una soberbia parada el remate del punta local, pero en el rechace posterior, otro centro, esta vez desde la izquierda, era cabeceado a la base del poste por Jon Ander, que más tarde firmaría el triplete.

La tónica no cesó, pero el Calahorra mostró una tímida reacción para, al menos, discutir la posesión al Racing. Se trataba de un dominio superfluo, sin acercamientos que realmente pusiesen en tensión defensiva a su rival. El Racing sí era eficaz con el esférico. En pocos pases descolocaba a los rojillos y se plantaba en posición de peligro. En los minutos de más lucidez, que es mucho decir, del Calahorra, el Racing consiguió el tanto que cerró el partido. La banda derecha volvió a ser una autopista por la que Buñuel entró para poner un centro que Cejudo remataba anticipándose a toda la defensa rojilla. Una jugada que resumía el encuentro.

Pocas esperanzas había puestas en el segundo tiempo. El Calahorra tenía que cambiar su cara y el Racing relajarse hasta el extremo, pero los nubarrones en el horizonte rojillo se volvieron incluso más oscuros. El primer cuarto de hora tras el descanso fue una sucesión de calamidades. El Racing aprovechó una incomprensible pérdida junto al área riojana para que Jon Ander pusiese el 3-0 a placer. Nacho Zabal abroncaba a su zaga como no lo ha hecho en esta temporada. Poco después, en el minuto 55, Javi Barrio cometía un penalti sobre Cejudo que Quique anotaba para poner el cuarto en el tanteador cántabro.

La goleada podía ser de escándalo, pero el Racing bajó el ritmo y sólo marcó uno más, de nuevo tras aprovechar la relajación defensiva rojilla. Mario ganó la espalda y cedió para que Jon Ander hiciese el definitivo 5-0, después de que Zabal repeliese su remate inicial. El Calahorra tuvo el balón cuando el Racing empezó a pensar en la Copa. Los rojillos fueron un calentamiento.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos