Una afición de buen conformar

Alegría. Ayer en Las Gaunas se impusieron las sonrisas. 	Por fin ganó el equipo./
Alegría. Ayer en Las Gaunas se impusieron las sonrisas. Por fin ganó el equipo.

Las Gaunas se muestra satisfecha viendo al equipo pelear y si además gana, mejor

E.M. FERNANDO DÍAZ

La afición de Las Gaunas es de buen conformar. Por tradición. Con ver al equipo pelear y darlo todo ya siente reconfortada. Si además se gana, mucho mejor.

El público recibió ayer a los suyos con aplausos. Pocos porque a la gente le costó llegar al Municipal, pero fue una declaración de intenciones. Sergio Rodríguez pedía la «ayuda de todos» para sacar esto adelante durante la semana. Y la afición respondió. Mucha gente joven en las gradas ayer.

Lo cierto es que el equipo le dio motivos para creer desde el principio porque lo de ayer fue acoso y derribo desde el principio del partido.

El gol de Marcos André fue liberador. Los jugadores echaron la rabia y el público echó la mala leche acumulada en partidos anteriores. Todo el mundo se encontró mejor consigo mismo.

Como no era momento para bocadillo durante el descanso (muy pronto para cenar), la afición se entretuvo trasteando con los teléfonos móviles para comprobar los resultados de Primera, de Segunda B y de Tercera.

La segunda parte fue tranquila. Sólo hubo un momento de peligro con un tiro que solventó Miguel con acierto. Fue la única llegada del Real Unión.

Pero era necesario rematar la faena y Marcos André protagonizó una bonita acción personal que acabó con Rubén Martínez empujando el balón al fondo de la red.

Con este gol se desató la euforia. Momento para echar cuentas, ver cómo queda el equipo en la clasificación y descubrir el siguiente rival. Todos contentos, de buen conformar. El equipo se entregó y además ganó.

 

Fotos

Vídeos