«No sirve de nada acordarse del pasado»

Alegre y Abaroa pugnan 
por el balón en presencia 
de Ubis, Herreros y 
Muneta. :: díaz uriel/
Alegre y Abaroa pugnan por el balón en presencia de Ubis, Herreros y Muneta. :: díaz uriel

Carlos Pouso centra a su equipo en Burgos, en el inicio de la cuenta atrás y recuerda que el margen de maniobra «es cada vez menor»

M.G.

logroño. Penúltimo entrenamiento de la UD Logroñés antes de viajar mañana a Burgos, donde se espera a un nutrido número de aficionados blanquirrojos en las gradas de El Plantío. Carlos Pouso analizó ayer el partido ante un rival que vive a las órdenes de su segundo entrenador de la temporada y que se ha mostrado irregular en su estadio, aunque esa falta de continuidad en los resultados positivos le convierte en una incógnita. Ahora bien, parafraseando al técnico vasco, disculpas, las justas en caso de derrota.

Un partido más, el primero de los diez que restan, con las mismas obligaciones de siempre.

No hay que hablar mucho porque todos los equipos son complicados y por proximidad éste es el más difícil. El Burgos forma un grupo sólido, armado, sin deficiencias y sin grandes excelencias. Le he visto hacer de todo, tanto con el anterior entrenador como con el actual. Creo que tenían más expectativas que las que han conseguido hasta el momento, pero la competición nos pone a cada uno en nuestro lugar.

Para ustedes supone una prueba más en su afán por pelear por las cuatro primeras plazas.

Cada domingo es la misma historia. Quedan diez partidos y treinta puntos en juego. No sirve para nada acordarse del pasado, de si sumamos o no sumamos, sino que hay que pensar en estos tres próximos positivos. Siempre son importantes, al inicio y al final, lo que ocurre es que a medida que se consumen los partidos el margen de maniobra es menor.

¿Cómo se puede analizar a un equipo que está siendo tan irregular en El Plantío?

Su irregularidad en casa puede ser similar a la que hemos vivido nosotros en el último tramo de la Liga. Cada duelo es una historia diferente. No creo que haya que sacar muchas conclusiones. Quizá el Oviedo y el Murcia son los menos irregulares. El resto... Ellos van a centrarse en su campo y nosotros en nuestro papel como visitante. Es evidente que si nosotros no hacemos las cosas bien en El Plantío ellos comenzarán a ser más regulares porque volverán a ganar. Y nosotros seríamos irregulares porque volveríamos a perder.

¿Ha cambiado mucho este equipo con la llegada del nuevo técnico?

No demasiado. Un jugador. La estructura del juego no ha registrado muchos cambios.

¿Hay temor para por volver a jugar lejos de Las Gaunas?

En mi caso, ninguno. Y creo que en el de los jugadores, tampoco. Me gusta mucho más jugar en Las Gaunas... como a todo el mundo. Estamos ante una asignatura que aprobamos recientemente, pero que volvimos a suspender en el último encuentro. Evidentemente, debemos mejorar de nuevo.

En la ida, ustedes ganaron por la mínima y con sufrimiento. Era otro momento y quizá otros protagonistas. ¿Se puede extrapolar alguna conclusión de aquel duelo?

No me acuerdo de aquel partido porque casi no me acuerdo del de la semana pasada. El equipo ha cambiado de entrenador, pero no de sistema. El preparador tiene un porcentaje de influencia, pero no convierte a un equipo malo en bueno o bueno en malo. Nadie tiene la varita mágica para cambiar tanto. Lo que sí han cambiado son las circunstancias. Cuando nos medimos en la primera vuelta, el Burgos soñaba con estar en el grupo cabecero y tal vez por eso cambiaron de técnico. Ahora mismo, no van a unirse a ese grupo de arriba. Para una ciudad como Burgos no es lo más adecuado o lo que desean... Bastante tenemos nosotros con lo nuestro, como para preocuparnos por el adversario.

Tiene dos ausencias obligadas, caso de Gago y Camochu. ¿Hay dudas o no en torno al once?

No tengo dudas. Tengo 21 futbolistas y dos no pueden jugar por sanción, caso de Gago y Camochu. Mikel Abaroa tiene alguna molestia en el tobillo y Muneta arrastra alguna dolencia del partido del domingo. Chevi no se ha entrenado hoy -por ayer- porque tenía un examen en Madrid, pero presentaremos un once en condiciones. Y si no sacamos el partido adelante no diremos que ha sido por culpa de las bajas. Tenemos capital suficiente para ganar al Burgos y a cualquiera y si no estamos bien nos gana cualquiera. Disculpas las justas.