Seedorf trata de calmar los ánimos de los aficionados tras el fiasco ante el Leganés

El Deportivo de La Coruña se hizo el harakiri ante el Leganés. El empate sumado por el conjunto coruñés en Madrid reduce las opciones de salvación del equipo. Tras el partido, los aficionados del Depor se mostraron beligerantes hacia la directiva y los jugadores, a los que acusan de no correr lo suficiente sobre el césped. Clarence Seedorf, técnico del Deportivo, salió a dar explicaciones a los seguidores a la salida de los vestuarios de Butarque. El entrenador holandés les pidió que siguieran apoyando al equipo hasta el final, pero se encontró con un aluvión de críticas.-Redacción-