SACRIFICIO Y RECOMPENSA

SACRIFICIO Y RECOMPENSA
ÁLVARO ARNEDO | FUTBOLISTA DE LA UD LOGROÑÉS
ÁLVARO ARNEDO | FUTBOLISTA DE LA UD LOGROÑÉS

El fútbol ha sido mi gran pasión durante toda mi vida. Ha formado parte de mi rutina diaria a la hora del recreo, en el parque, con los amigos..., siempre he sido consciente de que era algo fundamental para mí. Pero también era consciente de que fútbol y estudios tenían que ir unidos, algo que se me ha inculcado en casa siempre. Había que ser responsable en los estudios y eso conllevaba algunos sacrificios pero que, evidentemente, me compensaban porque luego hacía lo que me gustaba, es decir, entrenar y los fines de semana jugar.

Empecé como todos en el colegio, en mi caso en el Bretón de los Herreros, y de allí pasé al Varea, donde comencé a jugar federado. A medida que fui creciendo fui pasando a categorías superiores; también jugué en el Comillas y, por último, fiché por la Unión Deportiva Logroñés. Me dieron una visión más profesional del fútbol, conocí a mis actuales entrenadores, que han sido fundamentales para dar el paso al campo profesional y que me ayudaron con sus consejos, no solo a jugar mejor, sino a ver lo importante que son los estudios para tu formación personal.

En este periodo comencé la universidad, decidí estudiar Grado en Educación Primaria especializándome en Actividad Física, en la UR.¿Cómo he podido compaginar la universidad y el fútbol? Indiscutiblemente con un poco de sacrificio puesto que hubiese sido más fácil dedicarme solo al fútbol que es lo que más me gusta, pero hay que pensar con la cabeza y comprender que el fútbol profesional, si llegas, solo dura unos años y hay que estar formado para después emprender nuevos retos en la vida.

La universidad facilita el poder compaginar ambas cosas: entrenaba por la mañana y por la tarde asistía a clase. Las prácticas docentes, al no poder hacerlas por la mañana, las tuve que realizar por la tarde en Nájera, de las que guardo uno de mis mejores recuerdos y vi lo gratificante que llega a ser la enseñanza.

No es fácil compaginar las dos cosas, pero se puede; implica que hay que sacar tiempo sacrificando parte de tu vida personal, pero al final os puedo asegurar que recompensa.

 

Fotos

Vídeos