«Casi todos quieren entrenarse de 18.00 a 21.30 horas»

Pedro Fernández Lavadía, secretario general de la Federación Riojana de Fútbol, reconoce que la planificación de los entrenamientos es siempre complicada. «Al final, nadie está contento», se sincera. «Cada vez hay más demanda, más equipos y pocos campos, con lo que el problema crece», asegura.

Una de las razones para explicar este conflicto de intereses de los clubes radica en los horarios. «Casi todos los clubes de Logroño quieren entrenarse de 18.00 a 21.00 horas y resulta imposible», asegura. Por eso se abrió el abanico a partir de las 16.30 horas y se trata de fomentar la utilización a partir de las 21.00 horas.

La decisión de recortar los horarios en el Mundial'82 y en Pradoviejo los viernes, día de mayor demanda, ha sido promovida por la Federación para no damnificar a nadie, sino repartir el sobreuso entre todos. «Hemos trasladado el problema al Ayuntamiento y hemos tratado de solucionarlo de la mejor manera posible. Incluso se ha hecho un sorteo cuando ha habido más demanda para determinados horarios», indica Fernández Lavadía.

Pedro Fernández Lavadía Secretario general de la FRF

El resto de las instalaciones tampoco están al margen de los problemas. «Yagüe, La Estrella y La Ribera también están llenos», indica. Y, además, en Pradoviejo se suma el uso de las instalaciones por parte de equipos de Tercera o Regional de fuera de Logroño. «Estos se entrenan cuando hay espacio. Primero van los de Logroño. Por eso casi todos ocupan la franja de 21.00 a 22.30 horas», concluye el mandatario federativo.

 

Fotos

Vídeos