Queda libre el detenido por el ataque al autocar

El único detenido por la agresión al autocar de Boca que provocó la suspensión de la vuelta de la final el 24 de noviembre, fue liberado ayer tras admitir su responsabilidad durante un «juicio abreviado» celebrado en Buenos Aires. Aunque Matías Firpo, hincha de River, fue condenado a dos años y cuatro meses de prisión, fue puesto en libertad por carecer de antecedentes penales y en lugar de ir a la cárcel deberá cumplir 180 días de trabajo comunitario y asistir a un curso de convivencia. Tampoco podrá acercarse, durante dos años y cuatro meses, al Monumental, el estadio de River. El acusado fue arrestado tras ser identificado por los vídeos del ataque.

 

Fotos

Vídeos