El EDF vuelve de Barcelona con derrota (2-0) pero con buenas sensaciones