«Cualquier triunfo ante un rival directo supone más que tres puntos»

Chechu Martínez. :: m. herreros
/
Chechu Martínez. :: m. herreros

El técnico se mostró muy satisfecho por haber logrado su primera victoria al frente del banquillo logroñés Chechu Martínez Entrenador del EDF

I. G. LOGROÑO.

Euforia, satisfacción, alegría. Esos fueron algunos de los sentimientos que transmitía Chechu Martínez al concluir el encuentro ante el Madrid CFF. Eran sensaciones lógicas, ya que el técnico había logrado su primera victoria al frente del banquillo del EDF Logroño.

El dueño del banquillo riojano reconoció que su equipo no había hecho «el partido que tenía pensado hacer», pero todo quedaba diluido con el resultado final. «El encuentro no ha salido de acuerdo al plan que llevábamos, pero aquí valen los puntos», expuso. «Y cualquier victoria ante un rival directo, da igual cómo llegue, sienta bien y supone más que tres puntos», apostilló.

El arnedano opinó que su equipo había entrado bien en el choque tanto en el primer acto como en el segundo, pero que en ambos casos las buenas sensaciones iniciales se habían ido disipando con el paso de los minutos. Igualmente, reconoció que la lesión de Lorena le había trastocado mucho y que en el descanso no estaba conforme con la inercia que había tomado el duelo y que, por ese motivo, realizó las dos sustituciones en el intermedio.

De igual modo, admitió que en los minutos finales «podía haber pasado cualquier cosa» en el partido y se congratuló de que, al contrario que en Bilbao, la moneda hubiera caído del lado del EDF. «Nos quedamos con un regusto muy bueno», afirmó antes de alegrarse de lo «arropadas» que se habían sentido las jugadoras por parte del público que ayer se dio cita en Las Gaunas.