LIGA IBERDROLA

Nuevo escenario para el EDF, mismo planteamiento

La plantilla del EDF, en un entrenamiento en el Mundial'82. :: m. h./
La plantilla del EDF, en un entrenamiento en el Mundial'82. :: m. h.

Héctor Blanco explica que el paso de Las Gaunas al Mundial'82 no hará que su equipo cambie su manera de jugar ante el Granadilla

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

El EDF Logroño vivirá una nueva situación este domingo. No jugará como local en Las Gaunas, lugar donde se disputará el derbi riojano de Segunda B entre la UD Logroñés y el Calahorra, sino que lo hará en el campo de hierba artificial del Mundial'82. Un escenario nuevo para las de Héctor Blanco, quien cree que a su equipo no le afectará para mal este cambio puntual.

El técnico del EDF explica que se eligió el césped de hierba artificial de la instalación logroñesa por sus dimensiones. «Estuvimos mirando las alternativas y nos decantamos por ésta porque es la más similar a Las Gaunas, en cuanto a tamaño», cuenta Blanco. «El Granadilla Tenerife, aunque tiene jugadoras de mucha calidad, está acostumbrado a jugar como local en un campo muy pequeño y queremos sacarle de esos espacios en las que se sienten cómodas», apostilla.

La búsqueda de un campo grande resultaba igualmente necesaria para que el EDF no tuviera que cambiar su manera de jugar y pudiera seguir aprovechando las características de su plantilla. «Nos gusta jugar con espacios porque tenemos delanteras muy rápidas», explica el entrenador de las logroñesas. «Y pensamos que éste es un campo idóneo para conseguirlo», añade al mismo tiempo que considera intrascendente el hecho de jugar sobre césped artificial en vez de hacerlo sobre hierba natural: «No creo que nos afecte porque estamos acostumbrados a entrenar en esa superficie».

Desde el pasado sábado, la plantilla del EDF se está ejercitando sobre el escenario del encuentro del próximo domingo y las sensaciones son positivas. Las futbolistas están con la moral alta tras el triunfo frente al Espanyol y Héctor Blanco sigue teniendo a todos sus efectivos a su disposición a excepción de Rebeca Moreno y de Ana Velázquez, quien está lastrando unos problemas físicos que le hacen ser duda para un duelo que arrancará a las 12.00 horas. En él, por último, Héctor Blanco espera contar con el apoyo de la afición. «No van a tener tanto espacio como en Las Gaunas, pero estoy seguro de que nos animarán como hasta ahora y que entenderán que este cambio de campo se ha hecho por el bien del fútbol riojano», concluye.