Nueva etapa, mismo objetivo

Chechu Martínez, durante el entrenamiento de ayer. :: /Miguel Herreros
Chechu Martínez, durante el entrenamiento de ayer. :: / Miguel Herreros

Chechu Martínez debuta hoy como entrenador del EDF Logroño en Lezama

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Dieciséis días después, el EDF Logroño vuelve a saltar hoy a un terreno de juego. No vivía esa experiencia desde que el pasado 24 de febrero perdiera contra el Sevilla en Las Gaunas y, desde entonces, el equipo ha experimentado cambios. El más importante ha llegado en el banquillo, donde Héctor Blanco fue destituido para dejar su puesto a Chechu Martínez. El técnico arnedano se estrena hoy en el conjunto logroñés con el mismo objetivo que su predecesor: sumar para acercarse a la anhelada permanencia en la Liga Iberdrola.

El debut de Martínez llega en un campo complicado. El EDF acude a Lezama para verse las caras con el Athletic de Bilbao (18.00 horas), cuarto clasificado de la Primera División del fútbol femenino nacional y un equipo que en su feudo solo ha caído derrotado frente al Atlético de Madrid y el Barcelona, los dos grandes dominadores de la competición. La empresa no se presenta sencilla, pero las logroñesas viajan a tierras vizcaínas con la ilusión de cosechar un botín que les permita alejarse de la zona de descenso. Actualmente, están fuera de ella pero con los mismos puntos que sus dos ocupantes, el Madrid CFF y el Málaga.

El entrenador del EDF reconoce estar deseoso de que llegue el duelo ante las bilbaínas. «Hemos tenido un periodo de adaptación bastante bueno y rápido porque en dos semanas hemos contado con el tiempo suficiente para preparar el partido con ilusión y con rigor», apunta. «Y este encuentro va a ser el mejor baremo para medir en qué momento estamos», añade.

Martínez es consciente de la dificultad del rival, pero se muestra convencido de que su equipo es capaz de sacar un resultado positivo en Lezama. «Nos tenemos que poner el buzo de trabajo por el Athletic es un bloque con jugadoras desequilibrantes», reconoce. «Pero si no cometemos errores y trabajamos en equipo, creo que podemos rascar algo», apostilla.

Las bilbaínas afrontan el choque con las bajas de Yulema Corres, Maite Oroz y María Cirauqui, mientras que Martínez no podrá contar con la lesionada Rebeca Moreno. Además, se han quedado fuera de la convocatoria Marisol, Ida y Ana Velázquez y Martínez tiene la duda de Privett.

El resto de las jugadoras están a disposición de Martínez, quien asegura estar «encantadísimo» con la respuesta que ha obtenido por parte de la plantilla del EDF Logroño. «Sólo puedo hablar cosas buenas porque están respondiendo bien a todo lo que les proponemos», indica. Ahora queda plasmar esas sensaciones en el campo para buscar un objetivo que no cambia: la permanencia en la Liga Iberdrola.