El EDF llega a una liga en crecimiento

Once del EDF Logroño en su partido de presentación en Las Gaunas. :: juan marín/
Once del EDF Logroño en su partido de presentación en Las Gaunas. :: juan marín

Las riojanas buscarán desde el domingo la permanencia en la Primera División femeninaLa máxima categoría del fútbol femenino nacional ha aumentado de manera notable su nivel de profesionalización en los últimos años

IÑAKI GARCÍA

logroño. El pasado 3 de junio el EDF Logroño hacía historia al lograr su ascenso a la Liga Iberdrola, la máxima categoría del fútbol femenino español. Desde entonces, el club se ha preparado para tratar de demostrar un buen nivel en una competición en crecimiento, cada vez más profesionalizada y ante equipos que manejan un presupuesto muy superior al de las logroñesas.

El nivel del balompié femenino español está aumentando y prueba de ello son el título europeo logrado por la selección Sub'17, el subcampeonato mundial conseguido por la Sub'20 o la inmaculada fase de clasificación para el Mundial de Francia que ha firmado el combinado absoluto. Además, la irrupción de patrocinadores como Iberdrola, que dotan de estabilidad a la competición, ha hecho que los clubes también abran sus miras a los mercados internacionales, aumentando así de manera notable el nivel de sus plantillas.

Buena muestra de ello son el Barcelona, el Atlético de Madrid o el Levante. «Para mí, las catalanas son las claras favoritas para ser campeonas», afirma Héctor Blanco, entrenador del EDF Logroño. «El Levante, por su parte, ha hecho, una inversión muy fuerte y el Atlético tratará de repetir el triunfo que consiguió la temporada pasada», añade. A partir de ahí, se abre una brecha. «Esos equipos pueden elegir a las jugadoras que quieran en un mercado muy grande y los que estamos en la zona baja tenemos que acudir a un mercado mucho más corto y tirar un poco más de cantera», explica el técnico riojano. «Y pienso que eso va a ir cada vez a más y que las diferencias entre los equipos de arriba y los de abajo seguirán creciendo», apuntilla.

De hecho, esos conjuntos cuentan con la mayor parte de las estrellas del fútbol femenino nacional. Jennifer Hermoso, Amanda Sampedro (Atlético de Madrid), Alexia Putellas, Vicky Losada, Patri Guijarro (Barcelona), Marta Corredera, Eva Navarro o Sonia Bermúdez (Levante), entre otras, visitarán Las Gaunas. A ellas hay que sumar nombres de prestigio internacional como los de Charlyn, Andressa Alves, Duggan o Ludmila Da Silva. Equipazos.

A su estela se sitúan otros bloques dispuestos a dar la sorpresa como el Athletic de Bilbao, el Valencia o el Granadilla tinerfeño, mientras que el EDF Logroño peleará, previsiblemente, por la permanencia con equipos como el Madrid femenino, el Rayo Vallecano, el Sporting de Huelva o el Fundación Albacete, entre otros.

A vueltas con los tránsfers

Para tratar de salir victoriosas en esa pelea por no bajar, el EDF Logroño decidió renovar a doce de las jugadoras que consiguieron el ascenso y reforzar la plantilla con futbolistas de experiencia tanto nacional como internacional. Sin embargo, problemas burocráticos hicieron que la llegada de las extranjeras se retrasara. Claire Falknor y Ámbar Soruco llevan ya varias semanas con el grupo, Nágela se sumó al equipo la semana pasada y la argentina Vanesa Santana lo hizo hace unos días. Aun así, ninguna de ellas tiene asegurado poder jugar el domingo contra el Valencia. «Estamos a la espera de los tránsfers y no sé si podré contar con algunas, con ninguna o con todas», se lamenta Blanco. Dorine Nina, por su parte, aún no ha llegado a La Rioja y Amber Hearn finalmente no formará parte de la plantilla logroñesa y el club busca una delantera en el mercado.

Otros fichajes como Jade Boho y Saray sí están disponibles, mientras que Rebeca Herrera deberá permanecer un mes en reposo por una lesión en la mano. Así se presenta para el EDF Logroño una temporada que trae otras novedades como la participación de los 16 equipos de la Liga Iberdrola en la Copa de la Reina o la creación para el próximo curso de una Primera División B a la que irán a parar los conjuntos descendidos. El EDF espera no ser uno de ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos