El líder exhibe su pegada ante el EDF

Jade avanza con el esférico ante la presión de Meseguer :: fernando díaz/
Jade avanza con el esférico ante la presión de Meseguer :: fernando díaz

Las riojanas caen ante un Atlético de Madrid que dejó encarrilado el encuentro antes del descanso

IÑAKI GARCÍA LOGROÑO.

Casi cualquier equipo de la Liga Iberdrola que compite contra el Atlético de Madrid sale al campo consciente de la dificultad de hacer daño al bloque colchonero. Aunque las de Sánchez Vera no tengan su día más brillante pueden destrozar a sus rivales en cualquier momento. Así ocurrió ayer en Las Gaunas, donde el EDF Logroño padeció la pegada del líder de la máxima categoría del fútbol femenino español. Las de Héctor Blanco no jugaron un mal partido. Para nada. Defendieron, de hecho, bastante bien todas las vías de ataque de sus oponentes, salvo una: las jugadas de estrategia. Y, contra el Atlético de Madrid, si descuidas algún aspecto del juego estás condenado. Quedó demostrado.

1 EDF LOGROÑO ATLÉTICO DE MADRID

3

EDF Logroño:
Andrea, Nágela (Ana Velázquez, m. 82), Ana Tejada, Privett, Dorine, Lorena Valderas, Vanesa Santana, Claire, Judith (Ibra, m. 60), Ida (Jade, m. 56) y Banda.
Atlético de Madrid
Lola, Aleixandri, Linari, Falcón (Kaci, m. 72), Sosa, Meseguer, Olga García (Dolores, m. 88), Calligaris, Sampedro (Robles, m. 82), Ludmila (Anita, m. 74) y Hermoso.
Goles
0-1, m. 10, Linari; 0-2, m. 14, Meseguer; 0-3, m. 41, Hermoso; 1-3, m. 44, Banda.
Árbitra
Verónica González. Amarillas a la local Lorena Valderas y a las visitantes Ludmila y Calligaris.
Incidencias
1.410 espectadores en Las Gaunas, según los datos ofrecidos por el EDF.

El EDF tenía claro desde el inicio cómo había que jugar contra las madrileñas: igual que lo hicieron hace unas semanas frente al Barcelona. El planteamiento fue el mismo, aunque cambiaron algunos nombres.

De hecho, el técnico riojano sorprendió al meter a Nágela como carrilera, adelantar la posición de Judith y apostar por Cami Privett como defensa en vez de en el centro del campo. Pero la idea no variaba, es decir, las logroñesas cedieron la iniciativa del juego a sus oponentes y esperaron bien armadas en su campo con dos líneas muy juntas. Arriba, mientras, a Banda le quedaba la misión de pegarse con las centrales visitantes y de aprovechar su velocidad para intentar generar algún contragolpe.

Banda, en la última jugada antes del descanso, fue la autora del gol riojano La derrota hace que el EDF Logroño termine la jornada en posiciones de descenso

Y ese guión, el deseado por las riojanas, más o menos se cumplió. Defensivamente, el EDF Logroño consiguió tapar casi todos los huecos y al Atlético de Madrid le costó mucho crear apuros a Andrea mediante su juego combinativo. En ataque, mientras, Banda ya hizo alarde de sus virtudes en las primeras acciones del choque, dejándoles así claro a las defensas colchoneras que, si no estaban atentas, podían pasarlo mal.

Todo marchaba bien. Según lo deseado por Blanco, pero dos saques de esquina casi consecutivos echaron por tierra ese trabajo. Ambos, además, se generaron del mismo modo: con sendos disparos desde fuera del área que Andrea despejó. En el primero (minuto 10), Linari recogió el balón suelto en el segundo palo y superó a la guardameta de las riojanas. En el segundo (minuto 14), Meseguer se elevó por encima de toda la defensa local para conectar un inapelable cabezazo.

No se había llegado al primer cuarto de hora de juego y el Atlético de Madrid ya tenía los tres puntos casi en el bolsillo. Pese a eso, el EDF no varió su manera de jugar y, en algunos momentos, puso en aprietos a sus rivales. De hecho, Vanesa Santana protagonizó un par de acercamientos peligrosos poco antes de que las de Sánchez Vera atestaran un golpe casi definitivo al encuentro. Meseguer colgó un balón al área, ninguna defensa del EDF vio entrar a Hermoso (o si la vieron, nadie la siguió) y la delantera colchonera no encontró oposición para controlar y volver a batir a Andrea.

Ese 0-3 parecía dejar totalmente sentenciado el duelo, pero una jugada, la última antes del descanso, volvió a meter a las logroñesas en el enfrentamiento. Banda presionó a la zaga rival, se hizo con el esférico y encaró a Lola. La regateó y, a puerta vacía, anotó el 1-3.

Sin más goles

El gol de la zambiana abría una puerta a la esperanza riojana de poder dar la sorpresa frente al Atlético de Madrid. Para conseguirlo debían darse dos factores. Por un lado, que el bloque capitalino no volviera a sacar a relucir su pegada y, por el otro, que las locales aprovecharan alguna de sus llegadas para acercarse más todavía en el marcador.

De los dos factores, el primero sí que se cumplió. De hecho, Andrea vivió bastante tranquila durante todo el segundo acto. Aunque las madrileñas siguieron teniendo la posesión del esférico les faltó la profundidad necesaria para hallar huecos en el entramado defensivo riojano.

El otro factor, por el contrario, no llegó. El EDF no consiguió ver de nuevo puerta, y eso que Blanco metió en el campo todo el arsenal ofensivo que tenía en el banquillo. Entraron Jade e Ibra e incluso en los minutos finales, el técnico logroñés apostó por cambiar su sistema para cerrar únicamente con cuatro defensas. Para su desgracia, y aunque sí llegaron en varias ocasiones al área rival, las riojanas no marcaron más goles y el 1-3 no se movió.

Tras esta derrota, el EDF Logroño acaba la jornada en posiciones de descenso. La permanencia, eso sí, está a sólo un punto.

Más