LIGA IBERDROLA

El éxito empieza atrás

Andrea de la Nava, portera del EDF Logroño, en el partido que midió a su equipo con el Valencia el pasado domingo en Las Gaunas. :: f. díaz/
Andrea de la Nava, portera del EDF Logroño, en el partido que midió a su equipo con el Valencia el pasado domingo en Las Gaunas. :: f. díaz

Andrea de la Nava señala el «buen trabajo defensivo de todo el equipo» como clave en el empate ante el Valencia

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

La salsa del fútbol está en los goles, o eso dicen, pero en muchas ocasiones el éxito de un equipo reside en no encajar demasiados. Así se pudo comprobar el pasado domingo en el empate que arrancó el EDF Logroño frente al Valencia, cimentado en gran parte en la buena labor sin balón de las riojanas.

En esa faceta destacaron muchas jugadoras, incluida la guardameta del equipo Andrea de la Nava. La cancerbera ya fue una de las futbolistas más destacadas en el 'play off' de ascenso a la Liga Iberdrola de la pasada temporada y frente a las levantinas volvió a rendir a buen nivel. Demostró seguridad y realizó intervenciones de mérito como la mano que le sacó a Mari Paz en la mejor llegada visitante.

Sin embargo, la vizcaína quiere repartir con sus compañeras los méritos del empate logrado. «Es cierto que me salió un buen partido, pero pienso que la clave estuvo en el buen trabajo defensivo que hizo todo el equipo», señala De La Nava, quien ha hecho realidad «un sueño de niña» con su estreno en Primera División.

Y eso que la pretemporada no ha resultado sencilla para la cancerbera, ya que se perdió un par de partidos por unas molestias físicas y en ellos, además, su compañera de puesto, María Sampalo, rindió a buen nivel. Aun así, Héctor Blanco le brindó su confianza el domingo y De la Nava no falló. «Me encuentro al 100%», asegura la portera del EDF Logroño, quien considera que el equipo debe fijarse el encuentro del Valencia como una referencia de cómo hay que hacer las cosas en el futuro. «Tenemos que mejorar en algunos aspectos, pero pienso que hicimos un partidazo», opina.

Si se mantienen por ese camino, la vizcaína está segura de que el EDF Logroño logrará la permanencia en la categoría. «Vamos a ir a más con el paso de los partidos», afirma. El próximo rival, eso sí, será de los complicados, ya que las riojanas se ven las caras con las actuales campeonas de la Liga Iberdrola, el Atlético de Madrid. «Sabemos que va a ser un oponente difícil, pero también lo era el Valencia», señala. «Si puntuáramos, sería perfecto», remata.

Hoy, descanso

La plantilla del EDF Logroño descansará hoy después de realizar ayer una sesión de recuperación. Las jugadoras volverán mañana al trabajo tanto en el gimnasio como sobre el terreno de juego. En esos entrenamientos, como en el de ayer, estará ya presente Dorine, la última futbolista en llegar a Logroño. El club trabajará en los despachos para que tanto ella como la brasileña Nágela tengan todos los papeles en regla y puedan ser de la partida en el enfrentamiento del próximo domingo (15.00 horas) en Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos