«Teníamos controlado el partido, pero un fallo nos ha condenado»

Blanco pide la expulsión de Aleksandra./Sonia Tercero
Blanco pide la expulsión de Aleksandra. / Sonia Tercero

El técnico riojano consideró que la roja perdonada a Aleksandra había condicionado el encuentro

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Disgustado con la derrota de su equipo y enfadado por la actuación arbitral. Así se encontraba Héctor Blanco, entrenador del EDF Logroño, a la conclusión del partido contra el Granadilla.

El dueño del banquillo riojano calificó como «determinante» la jugada en la que la colegiada no había expulsado a Aleksandra cuando Banda encaraba a Aline, guardameta canaria. «Es una ocasión manifiesta de gol», afirmó Blanco. «Queremos darle auge a esta competición, pero tenemos que ser todos profesionales, incluido el estamento arbitral», añadió. «Estamos indignados porque esa acción ha condicionado el resto del partido; ha sido clamoroso», remató.

De igual manera, el entrenador del EDF Logroño se lamentó de todas las oportunidades desperdiciadas por sus pupilas. «No hemos estado acertadas y nos vamos con un sabor agridulce porque pensábamos que nos podíamos haber llevado más botín de este encuentro ante un rival importante como el Granadilla Tenerife», expuso. «Después, hemos tenido el partido controlado, pero un fallo nuestro en la salida de balón nos ha condenado», apostilló.

Por otra parte, Blanco se alegró de que los resultados de los partidos de la jornada hubieran acompañado a su equipo. «Había duelos directos que han terminado en empate y el resto de nuestros rivales han perdido; nadie se nos escapa», afirmó justo antes de reconocer la importancia del duelo del próximo miércoles frente al Málaga a pesar de jugarse lejos de tierras riojanas.