El EDF le coge el gusto a ganar

Las jugadoras del EDF Logroño celebran su segundo gol de ayer. :: sonia tercero
/
Las jugadoras del EDF Logroño celebran su segundo gol de ayer. :: sonia tercero

El bloque logroñés suma ante el Sporting de Huelva su segunda victoria consecutiva Barbra Banda se estrenó con la camiseta riojana cuajando una gran actuación, con gol incluido

IÑAKI GARCÍA

Logroño. Tras seis jornadas sin ganar, el EDF Logroño ha encadenado dos triunfos consecutivos. El último llegó ayer y supuso el estreno victorioso de las riojanas en su feudo. En Las Gaunas. En ese escenario derrotaron al Sporting de Huelva en un choque en el que destacó la atacante Barbra Banda, quien completó una gran actuación en su debut con la camiseta de las logroñesas.

0

0

Héctor Blanco decidió apostar de inicio por el mismo esquema que le dio buenos resultados la semana anterior en Sevilla. Dispuso un once con tres centrales y dos carrileras para que el equipo adquiriera un rol muy diferente al de sus otros partidos como local. En vez de ceder la iniciativa del juego a sus oponentes, las anfitrionas quisieron ayer mandar desde la posesión y en los primeros minutos lo consiguieron. Además, tuvieron la fortuna de marcar en su primera oportunidad clara. Saray botó un saque de esquina y Dorine le ganó la partida a la portera y a las defensas andaluzas para abrir el marcador.

EDF Logroño
Andrea, Rebeca Moreno, Nágela, Dorine, Lorena Valderas (Lucía, m. 89), Saray (Marisol, m. 80), Silvia Ruiz, Claire, Rebeca Herrera, Jade (Ibra, m. 89) y Banda (Fatou, m. 89).
Sporting de Huelva
Serrat, Leyton, Ojeda (Elena Pavel, m. 54), Cinta, Bernal, Castelló (Bitencourt, m. 46), Vera (Anita, m. 46), Alicia, Hajri, Lice (Korneviets, m. 89) y Bonsegundo.
Goles
1-0, m. 10, Dorine; 2-0, m. 75, Banda.
Árbitra
Elena Peláez Arnillas (Colegio Castellano Leonés), ayudada en las bandas por Adriana García Fernández y Esther Martín Alonso. Amonestó a la local Lorena Valderas y a las visitantes Cinta y Ojeda.
Incidencias
923 espectadores en Las Gaunas, según informó el EDF Logroño.

Ese gol tendría que haber dado tranquilidad a las de Blanco, pero no fue así. Les costó llevar el peso del partido por culpa de continuas imprecisiones en los pases que a punto estuvieron de causarles algún susto grave. Las jugadoras del centro del campo riojano apenas entraban en contacto con el balón y, cuando lo hacían, recibían en posiciones bastante comprometidas y así les resultaba complicado enlazar con las atacantes.

Las de Héctor Blanco tienen ahora cuatro puntos de ventaja sobre el descenso

Aun así, Banda no tardó en mostrar sus cualidades. A punto estuvo, de hecho, de ampliar la renta de su equipo pero su disparo se marchó fuera por poco, al igual que otro de su compañera Jade, quien ayer realizó una gran labor de equipo, bajando en muchas ocasiones a recibir el esférico al centro del campo para tratar de ofrecer alternativas de pase a sus compañeras.

Pese a que el EDF no estaba cómodo con el balón, el Sporting de Huelva apenas inquietaba a Andrea. Las onubenses llegaban con facilidad a la frontal del área local, pero sus disparos no llevaban peligro. Así fue hasta que al filo del descanso Bonsegundo enganchó un disparo que se estrelló en el travesaño de la meta rival.

No iba a ser ésa la única vez en el partido en la que el larguero de la portería de Andrea iba a repeler un tiro lejano de las visitantes. También lo hizo al inicio de la segunda parte tras un gran disparo de Bitencourt.

Ese tramo del encuentro fue el más peligroso para los intereses riojanos, pero el EDF enseguida halló la manera de hacer daño a la zaga rival: con balones a Banda. Cada vez que la delantera aparecía creaba apuros a las andaluzas. De hecho, las visitantes sólo podían frenarla con faltas y, durante muchos minutos, lograron su objetivo: que no marcara gol. Lo rozó su compañera Rebeca Moreno a la salida de un nuevo saque de esquina, pero la defensa y el palo lo evitaron.

Banda estaba siendo un martirio para la retaguardia visitante, pero necesitaba refrendar su gran actuación con un gol. Y finalmente consiguió su propósito. Lorena Valderas puso un centro medido desde la derecha y la africana conectó un cabezazo imparable para Serrat. Partido sentenciado.

Con la victoria casi en el bolsillo, el EDF se relajó. Pudo incluso ampliar su ventaja con dos lanzamientos de falta de Jade y Claire que rozaron el tanto, al igual que un intento de gol olímpico de Silvia en el que el cuero se estrelló en la cruceta.

Para entonces, el EDF Logroño se veía ya dueño de una victoria que permite a las de Blanco avanzar hasta la duodécima posición con cuatro puntos más que una zona de descenso que marca el Madrid Club de Fútbol, próximo rival de las riojanas dentro de dos semanas.