Pizzi y Al-Sahlawi asumen el reto de llevar a Arabia Saudí más allá de la fase de grupos

Juan Antonio Pizzi, en un entrenamiento. /Afp
Juan Antonio Pizzi, en un entrenamiento. / Afp

El holandés Bert van Marjwik logró el éxito de devolver a Arabia Saudí a un Mundial

IGOR BARCIABilbao

Es una de las grandes incógnitas del Mundial. La ausencia de nombres conocidos en el panorama internacional obliga a dejar entre interrogantes el recorrido que puede tener en Rusia una selección cuyo aspecto más interesante es el baile de seleccionadores que ha tenido en el último año. El holandés Bert van Marjwik logró el éxito de devolver a Arabia Saudí a un Mundial tras su ausencia en los dos últimos, pero sus enfrentamientos con los dirigentes federativos le abrieron la puerta antes de tiempo. Edgardo Bauza, su sustituto, duró dos meses en el cargo, así que el encargado de dirigir la selección en Rusia será un viejo conocido del fútbol español, Juan Antonio Pizzi.

Por lo que se vio en la fase de clasificación y en los amistosos de preparación, Arabia Saudí es un equipo sólido en defensa al que la espectacular producción goleadora de Mohammad Al-Sahlawi le dio el premio de estar en Rusia. Con 16 tantos en la fase de clasificación en Asia, el delantero del Al-Nasr de Riad es el gran atractivo de una selección que sueña con los octavos de final.

Más información

 

Fotos

Vídeos