Ser primeros: un camino sin Brasil, Francia, Alemania y Bélgica

R. ERRASTI KALININGRADO.

En la cabeza de España está pasar como primera de grupo. Todos los integrantes del vestuario de La Roja saben que el liderato puede permitir un camino hacia la final mucho más sencillo. La debacle de Argentina y la derrota de Alemania ante México en la primera jornada han alterado los cálculos de los apostantes... y también los de la selección.

Antes de comenzar el Mundial, todos imaginaron un camino en el que los rivales sobre el papel eran los rusos o uruguayos en octavos, Argentina en cuartos y Alemania en semifinales. Ahora mismo ser líder en este grupo B adquiere una importancia capital. Si España gana a Marruecos y logra acabar por delante de Portugal (para ello deben hacerlo marcando un gol más que los lusos a Irán), en principio evitaría a Brasil, Francia, Alemania, Bélgica, al equipo de Cristiano y también a Argentina si acaba entrando como segunda. Es decir, que casi todas las grandes favoritas irían por el lado contrario del cuadro.

Si España vence a Marruecos y mantiene su primera posición, se enfrentará en octavos de final a Rusia o Uruguay, que se jugarán el liderato del grupo A hoy a partir de las cuatro. Si La Roja supera los octavos (duelo que se jugaría en Moscú el domingo 1 a las 16 horas), lo más probable es un cruce con Croacia, que apunta a líder del grupo de Argentina. Y en unas hipotéticas semifinales se visualiza un duelo con México o Inglaterra. Por el otro lado del cuadro, si todo acaba como parece ahora mismo, selecciones como Brasil, Alemania, Francia, Portugal, Bélgica y Argentina si pasa lucharían por la otra plaza en la final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos