MUNDIAL DE CLUBES

El Kashima quiere revancha

Solari, durante el entrenamiento del Madrid ayer, en Abu Dabi. ::/EFE
Solari, durante el entrenamiento del Madrid ayer, en Abu Dabi. :: / EFE

El equipo japonés intentará poner un alto ritmo de juego para castigar físicamente al Real Madrid, vigente campeón

RODRIGO ERRASTI Madrid

Visto desde Europa el duelo con el Kashima Antlers japonés puede parecer un trámite, pero recordando el precedente de 2016 y analizando el momento de juego actual del Real Madrid el encuentro ante el campeón asiático (17.30 horas, Teledeporte) puede ser un bombón envenenado. «El Kashima es un equipo que tiene más experiencia que hace dos años. Llega como campeón aunque el bloque es el mismo. Tiene tres o cuatro extranjeros con mucha calidad. Es un equipo rápido, dinámico, que le gusta el fútbol directo, que tiene delanteros veloces y que va a ser un digno rival y un partido muy bonito», vaticina Santiago Solari. Todo ello sin contar que ayer se cumplían dos años de una final del torneo en Yokohama en la que Ramos debió ser expulsado.

Los nipones, que en 2016 lograron incluso forzar la prórroga tras adelantarse 0-2 con doblete de Shibasak aunque Cristiano decidió en la prórroga, tienen ganas de revancha ya que se sienten más fuertes tras levantar por primera vez en su historia la Liga de Campeones asiática. La idea del Kashima es meter un ritmo alto al partido, obliga siempre al rival a un desgaste físico. En cuartos de final el equipo dirigido por Go Oiwa remontó para terminar imponiéndose por 3-2 a las Chivas de Guadalajara, gracias también a su nueva estrella, el brasileño Serginho que se une a Leandro, recuperado tras una larga lesión. «Cuando era niño soñaba con poder jugar algún día contra el Real Madrid y poder hacerlo en un Mundial de Clubes es algo enorme», contó Serginho.

«Me encanta este torneo (...) Vamos a intentar revalidar el título», asegura Solari

La historia, aunque Ramos haya recordado que «el escudo no gana a nadie», parece del lado de un Real Madrid que vive un momento complicado tras caer ante el CSKA en Champions por tres goles, resultado con el que también cayó en Eibar, pero sobre todo por el juego. Necesita mejorar para igualar los tres títulos del Barça en el palmarés de este torneo con su formato actual aunque las tres antiguas Copas Intercontinentales, le colocan en lo más alto.

Los japoneses remontaron al Chivas de Guadalajara en cuartos (3-2) gracias a su nueva estrella, Leandro

El 'Indiecito' no ocultó su admiración por el torneo, algo que le viene de cuando era joven ya que confesó hacía 'novillos' en su época de estudiante. «Me encanta este torneo y que permita que los campeones de cada confederación luchan por el título de campeón del mundo. Le damos la máxima importancia porque el camino para llegar aquí es muy duro. Vamos a intentar revalidar el título».