Catar

La geopolítica termina con las ambiciones de Infantino para 2022

La geopolítica termina con las ambiciones de Infantino para 2022

Tras la rebelión de la UEFA contra su proyecto de crear una Copa del Mundo de clubes de 24 equipos a partir de 2021, proyecto finalmente adoptado sin los votos europeos, esta renuncia «parece un desaire».

ERIC BERNAUDEAULausana

Gianni Infantino era uno de los pocos que creía, pero ante las dificultades acaba de renunciar: el Mundial 2022 de Catar no contará con 48 selecciones, continuará con 32, «un desaire», según los analistas, a dos semanas de la reelección del italo-suizo al frente de la FIFA. «Está claro que no es fácil. Pero la decisión de jugar 48 equipos ya está tomada, para 2026. ¿Por qué no intentarlo antes?», argumentaba Infantino, esperando romper el bloqueo impuesto a Catar por varios de sus países vecinos y organizar partidos en Kuwait u Omán.

Pero finalmente, a dos semanas de un congreso en el que será elegido sin oposición, el 5 de junio en París, la FIFA anunció que el Mundial de Catar se jugará como estaba previsto, con 32 participantes y en un solo país, del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022. «Infantino ha conseguido darse él solo un 'uppercut'», analiza un buen conocedor del fútbol mundial. Para otro analista, no hay ninguna urgencia «y poca cosa que ganar salvo problemas» en el plan de llevar el próximo Mundial a 48 equipos. «Era el único en creer, la idea fue puesta en marcha por la Conmebol, bajo solicitud de la FIFA, y desde hace un año trata de defender su propuesta», añade otra fuente.

El sucesor de Sepp Blatter ha tenido que sumergirse en la diplomacia del fútbol, multiplicando los desplazamientos al Golfo para intentar de convencer a los implicados. Blatter, de 83 años y suspendido desde 2015, atacó este jueves a Infantino, en conversación con este medio. «No podía cambiar por un capricho decisiones tomadas por el Comité Ejecutivo. Querer a cualquier precio organizar la Copa del Mundo en la región (Golfo), sabiendo que es complicado meterse dentro, ese no es el papel del fútbol», dijo. «Aunque el fútbol trascienda muchos obstáculos, Infantino no ha comprendido que el fútbol no puede trascender los conflictos geopolíticos», estima otro especialista de la trastienda del deporte.

Otro problema, según las fuentes consultadas por este medio, es que «Infantino, se ha rodeado de directivos que ha hecho venir de la UEFA, como el escocés Alasdair Bell, exdirector jurídico de la instancia europea, nombrado secretario general adjunto de la FIFA y que nunca le lleva la contraria. Aunque este dosier desde el principio parecía complicado».

Catar era contraria

Para defender su proyecto, Infantino había hecho un estudio interno de viabilidad, cuyas conclusiones positivas le habían permitido obtener un voto favorable en la reunión del consejo de la FIFA de marzo, en Miami. Este estudio, consultado por este medio, aseguraba que una Copa del Mundo en Catar con 48 equipos generaría «entre 300 y 400 millones de dólares (entre 265 y 354 millones de euros) de ingresos suplementarios».

Especialistas en mercadotecnia y derechos de televisión se mostraron «escépticos» sobre las previsiones «optimistas» de la FIFA sobre estos ingresos suplementarios. «Incluso sería lo contrario, creo que un Mundial con 48 equipos en Catar sería deficitario», añadió un especialista. Un déficit que la FIFA habría podido equilibrar con sus enormes reservas (más de 1.000 millones de dólares).

Tras la rebelión de la UEFA contra su proyecto de crear una Copa del Mundo de clubes de 24 equipos a partir de 2021, proyecto finalmente adoptado sin los votos europeos, esta renuncia al Mundial de 48 selecciones «parece un desaire», según una fuente interrogada que pide anonimato. «Infantino paga su arrogancia y su ignorancia», añadió esta fuente. «Es también el triunfo de Catar sobre la FIFA y sus vecinos, un triunfo del pequeño contra los grandes», continuó.

Más allá de las promesas electoralistas de aumentar las ayudas económicas de la FIFA a cada federación, queda por saber cuál es la verdadera popularidad de Infantino entre las 211 federaciones nacionales. «Será muy interesante ver si es reelegido el 5 de junio por aclamación o por voto. En el segundo caso, la menor abstención podría parecer un acto de desafío», añade otro analista.