Aquella Eurocopa del 2000 en la que Molina se hundió

Gol del noruego Steffen Iversen ante el error de Molina. :: J. L. Nocito/
Gol del noruego Steffen Iversen ante el error de Molina. :: J. L. Nocito

Camacho recuerda que el portero del Atlético falló ante Noruega y tuvo que reemplazarle porque «agachó la cabeza y no estaba en condiciones»

RODRIGO ERRASTI KRASNODAR.

En el vuelo de regreso de Sochi a Krasnodar, tres nombres acaparaban los comentarios. Cristiano Ronaldo por su hat-trick, Diego Costa por las dos veces que empató para España... y David de Gea, que falló gravemente en el 2-1 ante Portugal y, unido a que tampoco estuvo fino en el partido de preparación ante Suiza, se ha convertido en uno de los protagonistas de la discusión pública sobre la selección.

Mientras muchos pasajeros dormían con ese telón de fondo, José Antonio Camacho, exseleccionador y ahora comentarista en Mediaset, recordó su época al frente de España y particularmente el dilema con el que se encontró en la Eurocopa del 2000, que se disputó en Bélgica y Holanda, cuando tras un error de José Francisco Molina ante Noruega (0-1 en el debut en Róterdam) optó por reemplazarlo por Santi Cañizares.

Sin embargo, Camacho no ve comparación posible entre ambas situaciones, porque el meta, que acaba de descender a Segunda con el Atlético, estaba «hundido» y «no hablaba con nadie». Además, el exseleccionador reconoció haber llegado a aquella Eurocopa con dudas sobre quién debía ser el meta titular. Y es que Cañizares había sido decisivo para que el Valencia llegase a la final de la Champions aquella temporada. Al final, tras el error de Molina ante los noruegos, que supuso una derrota, y al ver que éste no reaccionaba, que «no era colaboracionista», Camacho optó por el relevo. «Agachó la cabeza y estaba muy tocado. No estaba para jugar, no estaba en condiciones para nada», prosiguió el exseleccionador. Ni siquiera Andoni Zubizarreta, recién retirado y que colaboraba en la Federación Española de Fútbol, pudo levantarle la moral.

Según Camacho, la diferencia entre los casos de Molina y De Gea radica en que éste ha asumido su fallo ante Portugal en público. «Si el portero está fuerte no hay ninguna duda», zanjó el técnico, que dirige actualmente a Gabón. A su modo de ver, la actitud del portero del United y la del equipo hacia él son decisivas para que Fernando Hierro le mantenga de titular.

 

Fotos

Vídeos