Una cuestión de talento

Neymar volverá a centrar las miradas de todo el mundo. :: afp
/
Neymar volverá a centrar las miradas de todo el mundo. :: afp

La generación de oro de Bélgica se mide a la Brasil de Neymar y Coutinho por una plaza en las semifinales del Mundial

PEDRO CAMPOS

Brasil ya no es sólo Brasil. La pentacampeona, como concepto de fútbol preciosista, ha mutado en Bélgica. Una generación de oro formada por De Bruyne, Hazard, Lukaku, Carrasco, Witsel o Mertens ya se plantea tumbar a la gran favorita. El español Roberto Martínez ha formado un equipo de ensueño, tanto que en ocasiones no sabe cómo insertar a todos en el equipo inicial. Talento puro. Como el de Tite. Tener a Neymar es disponer de una vida más. Forma con Coutinho y Willian una línea de creación propia de genios. Kazan vivirá una de las eliminatorias más vibrantes.

No hay nadie que entienda mejor el fútbol que Brasil. Nunca ha fallado a un Mundial, aunque en los últimos tiempos ha conjugado gestas con disgustos. Pero alejado del ruido que genera Neymar está Casemiro. Desde Mauro Silva la canarinha no había encontrado un futbolista que anclara el equipo. Ofrece equilibrio, trabajo y contundencia. Tite ha conformado el bloque en torno al madridista. Con él es más complicado que el grupo se caiga. Pero no estará ante Bélgica por tarjetas. Le sustituirá Fernandinho, aunque tendrá que ser Casemiro. El técnico así se lo exigirá porque ese es el concepto que defiende. «Hubo un momento hace unos años en el que quise hablar con profesionales, y uno de ellos era Carlos Bianchi. Me dijo que una característica importante de un equipo era ser equilibrado y fuerte mentalmente. Eso se me quedó grabado», asegura el seleccionador.

Alisson; Fagner, Miranda, T
Silva, Marcelo o Filipe Luis; Fernandinho, Paulinho; Willian, Neymar, Coutinho; y Gabriel Jesús.
Courtois; Alderweireld, Kompany, Vertonghen; Meunier, Witsel, De Bruyne, Fellaini o Mertens, Chadli; Hazard; y Lukaku.
Árbitro
Milorad Mazic (SRB).
Hora, TV y estadio
20.00 horas (Telecinco), Kazan Arena.

El colchón de Marcelo

La Brasil de Tite se mide al equipo más efectivo del Mundial por un lugar en semifinales

La otra novedad en el once será Marcelo. Tras unos partidos fuera por unas molestias en la espalda, regresa para la fase decisiva. El atlético Filipe Luis vuelve al banquillo, pese a que sus actuaciones han sido más que dignas. Así lo ha corroborado Tite: «Hablé con Marcelo y con Filipe Luis. Marcelo salió del equipo por un problema médico y no jugó el siguiente encuentro por un problema físico. Filipe jugó muy bien esos dos encuentros, pero por criterio regresa Marcelo». Quien mantendrá el puesto es Gabriel Jesús. Las dudas sobre el delantero centro aumentan. Desde Ronaldo, ninguno de los ocupantes de esta posición ha explosionado. Ni Luis Fabiano, ni Fred, ni Gabriel Jesús. Pero Tite le mantendrá pese a la competencia de Firmino.

Bélgica llega lanzado tras la remontada ante Japón. El Manneken-Pis amanecerá con la camiseta roja, como cada partido de su selección. Pero este no es un choque cualquiera. Busca acercarse a un éxito que no rozan desde 1980, cuando disputó la final de la Eurocopa. Ha ganado los tres partidos de la fase de grupos y con la particularidad de que ante los nipones fue la segunda unidad la que arrastró al resto. Chadli y Fellaini salieron del banquillo para permitir el triunfo. Se trata de un éxito de Roberto Martínez, el técnico que se hizo con el banquillo hace dos temporadas. Un español que nunca ha entrenado en España y que ha hecho carrera en Inglaterra. Su fichaje fue una sorpresa, ya que llegó después de que la Federación belga publicara un anuncio de empleo buscando seleccionador. Pero ha acertado de lleno. Además, ha sabido rodearse. En su cuerpo técnico está Thierry Henry, el mítico delantero francés que militó en el Arsenal y el Barça. Dicen de él que es un estudioso del fútbol y se da la curiosidad de que fue verdugo de Brasil en 2006 con la selección gala.

Las dudas deportivas de Roberto Martínez radican en la posición de Kevin de Bruyne. El jugador del City se ha incrustado en la línea de creación junto a Witsel, dejando en posiciones más adelantadas a Hazard, Mertens y Lukaku. Pero en cuartos de final llega un Miura y el técnico quiere adelantar al pupilo de Guardiola y situar a Fellaini junto a Witsel para frenar las acometidas brasileñas. La otra novedad podría ser Chadli en lugar de Carrasco, que ha mostrado algunas distracciones.

De lo que no hay duda es que el partido tendrá goles, al menos por estadística. Bélgica es el equipo más efectivo del torneo (12 tantos), con Lukaku como el más afortunado (4), mientras que los brasileños siempre tienen opciones atacantes. Aunque para frenar todo ello estarán Alisson y Courtois, considerados de los mejores del mundo. Justamente los dos son candidatos a competir por el puesto en el Real Madrid con Keylor Navas. Dos seguros de vida que intentarán minimizar el talento de sus oponentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos