JULEN GUERRERO

BRASIL, MI FAVORITO

Neymar está creciendo a medida que avanza el Mundial y saber que ya no están Messi y Ronaldo puede motivarle aún más para luchar por el título

DÍA 19

Tercera jornada de los octavos de final donde entran en juego dos de los grandes favoritos. El máximo a mi juicio, Brasil, y la selección belga, la eterna aspirante y que llega a esta Mundial en un gran momento de madurez.

El primero en abrir fuego será Brasil, que se enfrenta a México. Hasta el momento Tité ha mantenido el mismo bloque. Un sistema defensivo fuerte, con Thiago Silva y Miranda en el eje central de la defensa, y por delante de ellos Casemiro y Paulinho en el centro del campo. A partir de este anclaje de seguridad, dispone de jugadores creativos y con mucha movilidad; Willian, Coutinho, Neymar y Gabriel Jesús forman el ataque de la canarinha y disponen de libertad para moverse entre líneas.

Coutinho está destacando por encima del resto. Con sus goles y asistencias ha sido decisivo. No obstante Neymar está creciendo y encontrando su mejor forma física. Además sabe que Messi y Ronaldo ya no están, y ganar el Mundial le puede coronar como el 'Rei' del Campeonato.

México llega tras perder estrepitosamente frente a Suecia. Después de sorprender a Alemania parece que se ha estancado un poco y hoy necesita recuperar la versión que tan bien le funcionó frente a los germanos: ritmo alto, gran exigencia física, transiciones rápidas y no dejar pensar a rival. Frenar el juego entre líneas de Brasil será una de las claves. Solo Herrera en el centro del campo tiene un perfil defensivo y Guardado, Layun, Vela y Lozano necesitarán juntarse para evitar que haya mucho espacio entre ellos.

En el otro encuentro, Bélgica, la selección mas goleadora con nueve tantos, tiene la oportunidad de confirmar sus buenas sensaciones. Desde que 'Bob' Martínez impusiera el sistema con tres centrales, también se están mostrando fuertes defensivamente, y tan solo ha encajado dos goles. Además, el técnico de Balaguer (Lleida) recupera a todos sus centrales. Con Alderweireld y Vertonghen fijos en el once, tendrá que elegir entre Kompany, Vermaelen y Boyata para un puesto. Competencia.

Sin importarles ir por el lado mas fuerte del cuadro, un empate frente a Inglaterra les hubiera bastado para ir por el otro lado, los diablos rojos han sido una apisonadora. Se muestran desafiantes.

Su rival será Japón, única selección asiática que se ha metido en cuartos. Sorprendió a Colombia en el primer partido y empató con Senegal en el segundo, suficiente para lograr el pase a octavos. Su mayor potencial lo tienen en ataque con Inui, Osako y Kagawa, pero sufren mucho en defensa, ahí tienen menos experiencia y son bastante blandos e inocentes. No parece que tengan equipo para hacer frente al potencial ofensivo belga, pero buscarán desde su disciplina táctica, concentración, y rapidez en sus acciones complicar el supuesto dominio que Bélgica tendrá en el encuentro.

 

Fotos

Vídeos