JULEN GUERRERO

LA AMENAZA SERBIA

Brasil se juega el pase ante un equipo con talento y juventud que seguro no se arrugará

DÍA 14

Hoy concluyen los grupos E y F con Brasil y Alemania en peligro. Ambos se quedarían fuera de los octavos de final si pierden sus partidos ante Serbia y Corea.

En el grupo E el inesperado empate de Brasil frente a Suiza en la primera jornada permite llegar a los helvéticos a esta última jornada dependiendo de sí mismos. Les sirve un empate para pasar a octavos y se miden a Costa Rica.

Igual que el cuadro centroeuropeo, Brasil también depende de sí misma. Pero tiene el peligro de jugar contra Serbia, en la misma situación que la 'canarinha' aunque solo le sirva la victoria para pasar, salvo debacle de Suiza. Al grupo de Tite, que tiene el bloque muy definido, le cuesta mucho abrir el marcador, y ha sido a través de los cambios cuando han mejorado en ataque. Hoy no estará Douglas Costa lesionado, el hombre que revolucionó el duelo ante Costa Rica.

No está dando el nivel que se esperaba Gabriel Jesús. Poco participativo, está dejando pasar una gran oportunidad. Firmino, que está pidiendo paso y parece estar más maduro para una cita de estas características que su compatriota, puede ser de la partida hoy. Es posible que a Neymar el gol logrado ante Costa Rica le haya liberado, y poco a poco veamos su mejor versión. Aunque la estrella de Brasil está siendo Coutinho: desde un segundo plano, es determinante.

Los serbios tenían el pase a octavos en su mano cuando se adelantaron a Suiza en el partido anterior. Su juventud les puede llevar a errores de inexperiencia. Pero también a ser valientes y seguro que hoy no se arrugan frente a los brasileños. Tienen jugadores con mucho talento. Milinkovic-Savic, Matic, Tosic, Tadic... una nueva generación que está escribiendo sus primeras líneas y que hoy puede hacer historia eliminando a Brasil, la gran favorita, si le derrotan.

En el grupo F el gol de Toni Kroos en el último segundo del partido frente a Suecia dio un revolcón total a la clasificación. Sin ese tanto, México y Suecia solo necesitaban un punto en el duelo en el que se enfrentan esta tarde. Pero Alemania siempre aparece, nunca se rinde, y ese gol les permite depender de sí misma. Además juegan frente a Corea del Sur, que ya no se juega nada, pero luchará por el honor.

El bloque del equipo titular alemán era muy reconocido antes del Mundial, pero la baja forma de alguno de sus jugadores y la necesidad de buscar soluciones hizo que su entrenador, Löw, metiera en el encuentro anterior y su propuesta mejoró. Gundogan está ante su gran oportunidad. Es el acompañante ideal de Kroos por su facilidad para gobernar los partidos desde el centro del campo. Reüs está mucho mejor que Özil y aporta frescura y gol al ataque alemán. Quizá la mayor duda sea sacar a Mario Gómez de inicio o mantener a Werner. Este último rindió a un gran nivel partiendo desde la banda izquierda frente a los suecos, y los alemanes parece que se encuentran más cómodos con un referente más estático y que fije a los centrales. De momento, Löw está tomando decisiones: tienen que jugar los que mejor están en este momento.

 

Fotos

Vídeos