«No es el inicio esperado, pero la línea de trabajo es correcta»

Gesto de desaprobación de Sergio Rodríguez en un momento del partido. :: fernando díaz
/
Gesto de desaprobación de Sergio Rodríguez en un momento del partido. :: fernando díaz

El técnico blanquirrojo reconoció percibir un exceso de presión en el equipo, aunque está convencido de que las victorias acabarán llegando Sergio Rodríguez Entrenador de la UD Logroñés

I. GARCÍA LOGROÑO.

Sergio Rodríguez consideró tras el partido que la Unión Deportiva Logroñés había sido superior al Barakaldo. Sin embargo, el equipo sumó ayer su segundo empate consecutivo y la primera victoria liguera está aún por llegar. Aun así, el técnico se muestra tranquilo y convencido de que la plantilla está trabajando en la dirección correcta para conseguir buenos resultados pronto.

- ¿Qué valoración hace del empate?

- Ha sido un partido difícil porque hemos jugado ante un rival complicado, como la mayoría de los de la categoría, y además el gol tempranero nos ha descolocado un poco durante los primeros minutos. Después el equipo ha sabido reaccionar y si hacemos un balance general, aunque es cierto que debemos mejorar bastante cosas, creo que hemos sido superiores a ellos. No demasiado, pero sí lo suficiente como para habernos llevado la victoria en alguna acción de las que hemos tenido. Pero lo que cuenta es el resultado y nos tenemos que conformar con el empate.

- Vista la segunda parte, quizás un punto sabe a poco.

- Sí. Si el partido se decidiese como el boxeo, a los puntos, seguramente habríamos ganado, pero no hemos acertado. Y si no se acierta, no se suma de tres en tres. De cualquier manera, estamos tranquilos porque la línea está siendo buena, aunque nos falta traducirla en resultados.

- Desde fuera se ha notado al equipo algo presionado en el primer cuarto de hora. ¿Lo ha visto así?

- Sí. Es la sensación que tengo desde el primer partido de liga. También en Durango noté exceso de presión, de ansiedad o de querer ganar demasiado rápido. No sé si ha generado un entorno en el que pensamos que vamos a ganar fácil, pero esto es Segunda B y todos los equipos ponen las cosas difíciles. Además, el gol en contra ha aumentado más ese nerviosismo, pero lo bueno es que hemos sido capaces de sobreponernos y hemos pasado esos minutos malos de la mejor manera posible. Después, ya nos hemos parecido un poco más a nosotros ante un Barakaldo que nos ha puesto en dificultades.

- ¿Cómo se supera esa presión?

- Todos tenemos responsabilidad y queremos hacer las cosas bien. Sabemos que el club quiere conseguir metas y que la gente tiene muchas ganas de que alcancemos cosas importantes, pero esas cotas tienen que llegar con el paso del tiempo. Si desde la primera jornada estás ya con la idea de ascender, se genera un exceso de presión que lastra un poco a los equipos. De cualquier manera, tenemos que coger lo bueno que se está generando en la ciudad, pero siempre desde un punto de distanciamiento. Creo que es cuestión de tiempo que lo consigamos.

- Quizá el equipo ha sido demasiado previsible en la segunda parte.

- Cuando un rival se mete atrás es complicado atacarle. Pero en esos momentos es cuando debemos tener más paciencia. Si contra un equipo bien plantado vamos siempre hacia adelante sólo nos vamos a chocar contra ellos. Necesitamos, aunque parezca que ralentizamos el juego, pases de lado a lado para descolocar al equipo contrario. De hecho, creo que a veces pecamos de ir siempre demasiado hacia adelante cuando necesitas mover al rival para que empiecen a pasar cosas. De cualquier modo, el equipo tiene mimbres y, aunque éste no es el comienzo esperado, es el que hay y seguiremos trabajando duro.

- ¿Cree que todo cambiará cuando se logre una victoria?

- No estamos tan lejos de nuestro juego. Es cierto que todavía nos faltan cosas y que las victorias dan confianza, pero la línea en la que estamos es la buena, aunque evidentemente con margen de mejora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos