LIGA SANTANDER

Vinícius pone freno al sufrimiento

Vinícius celebra el primer tanto del Real Madrid ante el Valladolid, tras una acción suya que resultó decisiva. :: efe/
Vinícius celebra el primer tanto del Real Madrid ante el Valladolid, tras una acción suya que resultó decisiva. :: efe

La salida del brasileño reanima a un Real Madrid que vuelve a ganar en liga seis partidos después

ROBERTO MORALES MADRID.

La fortuna que le dio la espalda a Lopetegui premió a Solari por su apuesta por Vinícius, el futbolista que a base de descaro sacó al Real Madrid del sufrimiento eterno en Liga, y castigó con un disparo que rechazó en la espalda de Kiko Olivas, a un gran Real Valladolid.

Ha nacido una estrella. Vinícius, el futbolista diferente de una plantilla poco reforzada, devoró los 17 minutos que recibió Solari para cambiar el rumbo de un partido que iba encaminado a un nuevo tropiezo madridista. El Valladolid había estrellado dos disparos en la madera y solo el descaro del joven brasileño, sacó el miedo del cuerpo del madridismo.

La confianza de los madridistas está por los suelos. Sus intenciones son buenas pero cualquier atisbo de duda le devuelve a la desconfianza y la inseguridad. Benzema buscaba el gol con un disparo cercano al poste, Asensio metía un centro con aroma de gol y Bale cabeceaba otro con peligro. Era el inicio con un Real Madrid dominador. Aguantó el equipo de Sergio sin sufrimiento la búsqueda de un gol madridista y, tras un testarazo de Casemiro que detenía un seguro Masip, adelantaba metros para instalar la desesperación en la grada.

Con poco, como cualquier equipo que este curso ha pasado por el Bernabéu, generó mucho peligro. Leo Suárez dejaba solo a Antoñito ante Courtois. Escorado a la izquierda chutó arriba y no encontró puerta. Media hora de tregua en la grada del Bernabéu que estalló en silbidos contra sus jugadores tras un disparo cruzado de Toni Villa y la tercera consecutiva de Ünal, a placer, de cabeza con todo para marcar ante Nacho resignado. Su testarazo no encontró puerta. De nuevo el Real Madrid se reencontró con su principal problema de la temporada: la falta de pegada. A impulsos encerró al Valladolid y Casemiro fue el que más peligro creó. Le importó poco a Solari que sustituyó al brasileño a los 56 minutos para dar paso a Isco. Sin la figura de centrocampista destructivo en frente, el Valladolid encontró el espacio para correr y castigó cualquier perdida del Real Madrid.

Vinícius responde a Solari

Santiago Solari se encomendaba a Vinícius y el chaval le respondía. Encaró a los rivales con descaro, se marchó y le pegó con fe. La fortuna de su lado, golpeó en la espalda de Kiko Oliva y el balón se alojó en la red. El reencuentro con la victoria del Real Madrid tras cinco jornadas, lo sentenció Ramos tras un penalti a Benzema.

 

Fotos

Vídeos