El Real Madrid regresa al diván

Santiago Solari, durante el partido ante el Eibar.. :: EFE/
Santiago Solari, durante el partido ante el Eibar.. :: EFE

Cinco derrotas en trece jornadas dan cuenta del depresivo estado del equipo blanco

ÓSCAR BELLOTA MADRID.

Ipurua disipó el espejismo. La estrepitosa derrota ante el Eibar devolvió al Real Madrid a la casilla en que se hallaba tras la destitución de Julen Lopetegui. Más allá de lo contundente del resultado, la desastrosa imagen que ofrecieron los pupilos de Santiago Solari en el feudo armero desnudó de nuevo las carencias que arrastra el cuadro de Chamartín desde que entró en barrena hace dos meses en el Ramón Sánchez-Pizjuán, rompiendo el hechizo que marcó las primeras semanas del argentino en el banquillo y que generó una efímera esperanza de recuperación de un paciente que retorna al diván con números sonrojantes.

Cinco derrotas en trece jornadas, una menos de las que sufrió en todo el curso pasado, en la que finalizó tercero a 17 puntos del Barcelona, dan buena cuenta del depresivo estado en que se encuentra el campeón de Europa, que firma guarismos propios de aciagas campañas que abrieron profundas heridas en la institución sin que se atisbe un punto de inflexión. Pareció hallarlo tras la hecatombe del Camp Nou que liquidó el proyecto de Lopetegui y auspició el ascenso de Solari. Pero justo cuando confiaba en la resurrección, dejó escapar una fantástica oportunidad de acercarse a la zona noble de la tabla hincando la rodilla en tierras guipuzcoanas, aumentando en un punto su desventaja con Barça y Atlético, que tampoco pudieron sacar demasiado provecho del tropiezo de los blancos.

La relativa proximidad con sus eternos adversarios, que se han dejado también un inusual reguero de puntos a estas alturas, es lo único que alivia las penurias de la escuadra de Chamartín. Valga recordar que el equipo que por entonces tutelaba Zinedine Zidane llevaba a estas alturas del curso pasado siete puntos más pero se hallaba a ocho del líder para constatar cómo sólo los fallos ajenos mantienen con un hálito de vida los sueños ligueros en Concha Espina.

Lesión de Rafinha

El centrocampista del Barcelona Rafinha se rompió el sábado ante el Atlético de Madrid el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y tendrá que someterse en los próximos días a tratamiento quirúrgico. El Barcelona no precisa el tiempo estimado de recuperación para Rafinha, pero generalmente los jugadores que sufren estas lesiones permanecen fuera de los terrenos de juego durante varios meses.

A sus 25 años, las lesiones de rodilla han frenado la proyección del pequeño de los hermanos Alcántara. En la temporada 2015-16, estuvo 202 días en el dique seco después de una dura entrada del entonces jugador del Roma Nainggolan. El diagnóstico: una rotura del ligamento cruzado anterior, aunque en esa ocasión la rodilla afectada fue la derecha. En abril de 2017, unas molestias en la rodilla derecha se alargaron más de lo previsto. Durante los 290 días de ausencia se le practicó una artroscopia para solucionar su dolencia en el menisco interno.

 

Fotos

Vídeos