Real Madrid y Alavés miden sus rachas en el Bernabéu

ÓSCAR BELLOT

Madrid. Duelo de rachas en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid, que acumula cuatro victorias consecutivas entre Liga y Champions, igualando su mayor cadena de triunfos en lo que va de curso, recibe al Alavés, que viene de hacer pleno en sus tres últimos partidos, en los que ha sumado nueve puntos con los que ha apuntalado la escalada en la tabla que comenzó con la llegada de Abelardo. Tras comprometer sin éxito a Atlético y Barcelona, el cuadro vitoriano persigue hacerle por fin una muesca a uno de los grandes a domicilio, tras imponerse en el feudo del Villarreal.

A diez días de una volcánica visita al Parque de los Príncipes, Zidane tiene una nueva oportunidad para seguir ajustando el termostato de su equipo, abrasivo en ataque, con 22 goles en sus seis últimos duelos, pero gélido en la retaguardia.

Real Madrid
Keylor Navas, Carvajal, Varane, Nacho, Theo, Kovacic, Ceballos, Isco, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.
Alavés
Pacheco, Alexis, Duarte, Ely, Laguardia, Pina, Manu García, Pedraza, Ibai, Sobrino y Guidetti.
Árbitro
Estrada Fernández.
Hora
16.15 (BeIn LaLiga).

El tropiezo ante el Levante fue el último borrón merengue. Desde entonces, los blancos presentan una inmaculada hoja de servicios pergeñada sin la presencia de la BBC. Bale, que se quedó fuera del once ante Real Sociedad, PSG y Leganés, ha sido el principal señalado dentro del declinante tridente a medida que emergían nuevos poderes como la dupla conformada por Lucas Vázquez y Marco Asensio, aunque también Benzema -contra el Betis- e incluso Cristiano Ronaldo -frente al Leganés- han entrado en la política de rotaciones.

Mantendrá el galo la dosificación de sus futbolistas para recibir al Alavés no sólo por convicción sino por pura obligación. Marcelo, Modric, Kroos y Vallejo siguen en la enfermería y Marco Asensio se perdió el entrenamiento del viernes por culpa de una muela. La visita del balear al dentista abre las puertas al retorno del tridente blanco y ofrece a Bale una ocasión de reivindicarse cuando su futuro en Chamartín está más cuestionado que nunca.

La moral del extremo, con todo, anda tocada, por lo que Cristiano Ronaldo ha puesto especial cuidado en darle ánimos. A diferencia del galés, el '7' está pletórico y tras la libranza en Butarque, apunta al Alavés como nueva víctima tras lograr diez dianas en sus seis últimos partidos.