Jornada 20

El Betis gana con un gol de penalti de Canales en el descuento

Canales recibe la felicitación de sus compañeros tras marcar el gol del triunfo del Betis. / Cristina Quicler (Afp)

El conjunto verdiblanco se adjudicó un choque trepidante en el que el Girona compitió hasta el último momento

EFE

El Real Betis ganó 3-2 al Girona gracias a un penalti marcado por Sergio Canales en el tiempo añadido, en un partido muy competido e intenso en el que los verdiblancos recogieron al final el premio a su mayor dominio e insistencia para recuperar la séptima plaza y seguir cerca de Europa.

El Betis se reencontró con el triunfo tras tres jornadas ligueras sin ganar al adelantarse primero con un gol de Tello, remontarle al final del primer tiempo el Girona, con tantos de Aleix Vidal y el marfileño Doumbia, y en la reanudación empatar 2-2 por medio de Loren y darle la vuelta al marcador en el minuto 94 al transformar Canales un penalti cometido sobre el argentino Gio Lo Celso.

Se medían dos equipos necesitados del triunfo, sobre todo al llevar ambos algún tiempo sin sumar de tres en tres -tres partidos de Liga el Betis y seis el Girona-, para seguir al acecho de los puestos europeos y rentabilizar su buen estado de ánimo tras eliminar a la Real Sociedad y el Atlético de Madrid, respectivamente, en la Copa.

3 Betis

Pau López; Mandi, Javi García, Bartra; Barragán, Lo Celso, Guardado (Feddal, m.66), Canales, Tello; Loren (Lainez, m.81), Sanabria (Sergio León, m.71).

2 Girona

Bono; Pedro Porro (Ramalho, m.61), Alcalá, Bernardo, Juanpe, Valery Fernández (Muniesa, m.72); Pere Pons, Borja García, Aleix García; Portu, Seydou Doumbia (Douglas Luiz, m.78).

Goles:
1-0, M.12: Tello. 1-1, M.35: Aleix García. 1-2, M.44: Doumbia. 2-2, M.54: Loren. 3-2, M.94: Canales, de penalti.
Árbitro:
Adrián Cordero Vega (Comité Cántabro). Amonestó al local Loren (m.66) y a los visitantes Valery (m.39), Alcalá (m.55) y Ramalho (m.83).
Incidencias:
Partido de la vigésima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 47.218 espectadores. Césped en perfecto estado.

Con respecto al torneo copero, ambos técnicos, Quique Setién y Eusebio Sacristán, refrescaron a sus equipos con varios cambios en sus onces, marcados por las bajas por sanción del mediocentro luso William Carvalho en los béticos y, en especial para los catalanes, del uruguayo Cristhian Stuani, su máximo goleador con 12 tantos. Relevó a Stuani, una ausencia muy sensible para los de Eusebio, el marfileño Seydou Doumbia, protagonista con su gol decisivo ante el Atlético, auxiliado por Cristian Portugués 'Portu', pero desde el inicio se vislumbró que al Girona le faltaba profundidad en ataque, pues le costó mucho generar llegadas al área verdiblanca.

El duelo empezó sin mucha intensidad ni ritmo, lo que se tradujo en pocas ocasiones de gol. En el Betis, el mexicano Andrés Guardado -volvía tras lesión- suplió en la media a Carvalho junto a Canales y el argentino Lo Celso, y aunque los béticos llevaron el control, adolecieron de más claridad arriba ante un rival sólido y ordenado.

Aún así, el equipo de Setién aprovechó su primer tiro a puerta para ponerse 1-0 a los 12 minutos merced a la calidad de Cristian Tello, que logró un golazo en un lanzamiento de falta directa al borde del área que se coló cerca de la escuadra de la meta de Bono.

Sin embargo, el Betis, falto de ideas, se fue diluyendo y sólo tuvo una ocasión nítida más en este periodo, en un remate del paraguayo Tonny Sanabria que despejó Pedro Alcalá, mientras que el Girona nunca se vino abajo y, valiéndose de las pérdidas y errores locales cerca de su área, fue capaz de darle la vuelta al marcador.

Los gerundenses empezaron a merodear con peligro el área local hasta que Aleix García, con la portería vacía tras un fallo de Barragán en una cesión al meta Pau López, hizo el 1-1 desde fuera del área y luego el marfileño Doumbia, en el 44, completó la remontada al cabecear un pase de Portu precedido por un error garrafal del meta bético, que dejó suelto un balón en su área.

En la reanudación, y después de que con la mediación del VAR se anulara un gol por fuera de juego a Bartra al desviar un remate de Guardado, el Betis salió con brío y apretó bastante a un Girona que, con una presión alta e intensa, tampoco renunció al ataque.

Los béticos se lanzaron en pos del empate y éste llegó muy pronto, a los 54 minutos, con un fuerte tiro cruzado con la derecha de Loren, que logró el 2-2 a pase de Canales tras una contra iniciada a la perfección por Lo Celso.

Esto le dio aire al Betis para mantener sus embestidas en ataque, pero le faltó efectividad para trasladar su mayor dominio al marcador, como en una opción de Sanabria mediada la segunda parte, pero no llegó por poco a un pase de Loren, o en una cabalgada de Tello por la izquierda que no halló rematador, en el 81.

El Girona también lo intentó, con salidas a la contra para aprovechar los espacios dejados atrás por los de Setién, como en una acción de Doumbia que abortó Feddal, pero el que logró el premio fue el Betis, en el que debutó al final el joven mexicano Diego Lainez, al convertir Canales en el minuto 94 un penalti.