Piqué considera que «basarlo todo en la Champions sería un suicidio»

M. CABALEIRO

madrid. Gerard Piqué fue cuestionado ayer por la posibilidad de que Neymar recale en en el Real Madrid y el central del Barcelona respondió de manera contundente que «no se habla de ello» en el vestuario azulgrana, además de mostrarse feliz por la visita del delantero del PSG «a su segunda casa». Piqué y Neymar participaron ayer en un torneo benéfico de póker en Barcelona junto a Arthur y el golfista Sergio García.

Respecto a si esta campaña la Champions es su máxima prioridad, Piqué afirmó que «es el título más importante porque lo juegan los mejores», pero subrayó que no es la única competición por la que se rige el éxito o el fracaso de una temporada. «Sería un suicidio basarlo todo en la Champions. Por nuestra manera de jugar tenemos que ser regulares y centrarnos en la Liga, que es un termómetro que nos dirá si estamos bien o no. Nunca hemos ganado la Champions sin ganar la Liga», recordó.

Además, reconoció que la Liga de Campeones es un torneo en el que es fundamental «no tener malos días» y en el que si este curso quieren tener fortuna deben «aprender de los errores del año pasado». Una idea que deben reforzar en la cabeza de los habituales e implementar en las de los nuevos.

En cuanto a la pugna José Mourinho-Paul Pogba, Piqué no quiso opinar por ser el francés un futbolista de otro club, aunque reconoció que «es un gran jugador». «Sería bueno que viniera y nos haría felices en un futuro», afirmó el azulgrana, que dejó la puerta abierta a una posible llegada del crack del United al Barça.