Mendizorroza enjuicia al Real Madrid

Julen Lopetegui, durante el entrenamiento del Real Madrid, ayer, en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. :: RODRIGO JIMÉNEz / EFe/
Julen Lopetegui, durante el entrenamiento del Real Madrid, ayer, en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. :: RODRIGO JIMÉNEz / EFe

Los blancos viajan a Vitoria, donde no pierden desde hace más de 87 años, con la misión de revertir su mal momento

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Inmerso en su peor momento de la temporada, tras encadenar tres tropiezos entre Liga y Champions y acumular 319 minutos sin ver puerta, el Real Madrid visita Vitoria, donde no pierde desde hace más de 87 años, para medirse al Alavés de Abelardo, gran sorpresa en lo que va de temporada pero que viene de caer ante el Levante en la última jornada. Un duelo de la máxima exigencia para los blancos.

La mala racha de resultados y la carestía de un gol que se le resiste al conjunto de Julen Lopetegui desde que Marco Asensio perforase la meta del Espanyol han disparado las alarmas en Chamartín, desencadenando un conato de crisis que el Real Madrid pretende abortar en Mendizorroza, donde la pasada campaña sacó un esforzado triunfo gracias a un doblete de Dani Ceballos en el mejor encuentro del utrerano en su complicado curso a las órdenes de Zinedine Zidane. Fue la novena victoria consecutiva de la escuadra de Concha Espina ante el Alavés desde que el 23 de febrero de 2002 se impusiese en el Santiago Bernabéu por 3-1. Completar la decena es imprescindible para evitar que el bache pase a mayores.

Pese a que Lopetegui recordó que «los objetivos del club están intactos» y que su equipo tiene «los mismos puntos» que el Barça, el campeón de Europa reedita la marcha a estas alturas de la campaña pasada y firma sus peores registros ofensivos de la última década. El dominio del cuero, característica medular de la propuesta del guipuzcoano, y la generación de ocasiones no se traduce en goles, con Benzema y Bale secos desde la tercera jornada. El regreso del galés, que se perdió el pulso con el CSKA por las molestias que le sacaron en el descanso del derbi y que no se concretaron en lesión, alivia a Lopetegui, que recupera al futbolista con más colmillo de su plantilla. Convocado por Ryan Giggs para el amistoso ante España, el '11' debe ser el líder de una escuadra que precisa de su olfato para romper su nefasta racha de tres partidos sin ganar.

Mariano pide paso

El 'Expreso de Cardiff' volverá a integrarse en la delantera, de la que podría caerse Benzema. El galo, único del plantel que ha disputado como titular los diez partidos del presente curso pero sustituido en cuatro de los cinco últimos, dejaría su puesto a Mariano si Lopetegui opta por premiar el empuje del hispano-dominicano, que rozó el gol ante el CSKA con un testarazo que compendió sus virtudes. A la portería retornará Courtois, tras la titularidad de Navas en Moscú. Las ausencias de Marcelo, que sigue recuperándose de su lesión, y de Carvajal, que estará al menos un mes y medio de baja también por problemas en el sóleo de su pierna izquierda, abrirán paso a Reguilón y Odriozola, toda vez que Nacho se perfila como acompañante en el eje de la zaga de Sergio Ramos, otro que vuelve tras evitarle Lopetegui el viaje a la capital rusa. Allí fue suplente Modric, cuyo destino podría ser nuevamente el banquillo después de que el vasco confesase que su idea era que no jugase contra el CSKA pero que tuvo que recurrir a él por el discurrir del encuentro. El croata dejaría su puesto a Ceballos en el estadio en el que brilló doce meses atrás.

Espoleado por su notable inicio de temporada, en el que llegó a coquetear con el liderato, el Alavés encara el partido ante el Real Madrid dispuesto a enmendar los errores que le hicieron claudicar ante el Levante en el Ciudad de Valencia y con la esperanza de pescar en las dudas del Madrid. Al optimismo de jugadores como Jonathan Calleri que abogan por jugarle «de igual a igual» a los blancos y que ven una oportunidad de aprovechar el mal momento por el que atraviesan, contrapone Abelardo su prudencia. Precisó el técnico que aunque los futbolistas del Real Madrid «necesitan un período de adaptación con Julen Lopetegui», han «mejorado en muchas cosas» como «la presión tras pérdida de balón». Y recordó el 'Pitu', compañero de vestuario del guipuzcoano en el Barcelona en sus tiempos de jugador, que su adversario es «uno de los mejores equipos del mundo». «Tienen que tener un mal día y nosotros un día perfecto para poder ganar», avisó un preparador que tiene las bajas en defensa de Rodrigo Ely y Adrián Marín por lesión y que mantiene la duda del atacante ghanés Patrick Twumasi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos