El Madrid busca oxígeno

El técnico del Real Madrid, Solari, durante la rueda de prensa de ayer. :: efe/
El técnico del Real Madrid, Solari, durante la rueda de prensa de ayer. :: efe

Los blancos, muy exigidos tras dos tropiezos, se miden al Betis con muchas bajas, lo que abre las puertas a Isco

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Prácticamente desahuciado ya en cuanto a sus opciones al título, el Real Madrid visita el Villamarín para cerrar una primera vuelta nefasta para sus intereses. A diez puntos del Barcelona y fuera de los puestos que dan acceso a la próxima edición de la Liga de Campeones, los blancos se miden al Betis diezmados por las bajas y con la imperiosa necesidad de obtener la victoria para no agravar más su delicada situación en la tabla tras la balsámica victoria copera ante el Leganés. Enfrente tendrán a un equipo que tampoco atraviesa su mejor momento al acumular tres partidos sin ganar entre Liga y Copa pero que ya fue capaz de asaltar el Camp Nou y que no puede permitirse un nuevo tropiezo si quiere seguir asentado en puestos europeos.

El empate ante el Villarreal y la derrota contra la Real Sociedad han colocado al Real Madrid en una complicadísima tesitura. Asentarse en la zona privilegiada debe ser el primer paso para una reactivación que se antoja enrevesada.

ONCES PROBABLES

Alejado del páramo en que se ha convertido el Santiago Bernabéu, progresivamente despoblado por la mediocre temporada del campeón de Europa, el Real Madrid comparece en Heliópolis completamente en cuadro. Siete futbolistas componen la enfermería blanca, despojando a Solari de piezas básicas como Courtois, Kroos o Bale. Se suma a ello la ausencia por sanción de Lucas Vázquez, uno de los hombres que más han ganado con la llegada al banquillo del argentino. Por si esto fuera poco, una gripe pone en duda el concurso de Vinicius. «Tenemos muchos contratiempos, hay muchos jugadores lesionados, pero intentaremos recuperarlos lo antes posible», asumió Solari.

Las bajas convierten la alineación del Real Madrid en un rompecabezas y abren una inmejorable oportunidad a Isco. Aunque el divorcio entre el malagueño y el rosarino es total, al técnico no le queda otra que recurrir al centrocampista, a menos que opte por una revolución en su esquema que pasaría por cubrir las bandas con un doble lateral.

Mucho más despejado en lo tocante a efectivos se le presenta el panorama a Setién, que no podrá contar con el japonés Inui, concentrado con su selección en la Copa Asia, ni con el brasileño Sidnei, que aún no está recuperado de la luxación de hombro que se produjo frente al Eibar, pero que podrá disponer de su medular de gala, con futbolistas como Lo Celso, Guardado o Canales.

 

Fotos

Vídeos