El Espanyol sigue intratable en su papel de anfitrión

EFE CORNELLÁ.

El Espanyol sumó su quinto triunfo en casa, ante un Villarreal (3-1) que solo apareció en el gol de Ekambi en el minuto 45 y que estuvo a merced de la mayor intensidad y hambre del anfitrión, que se adelantó a los siete minutos y remató tras el descanso.

El cuadro blanquiazul exhibió un buen fútbol, ofensivo y combinativo, mientras que el rival, con mayor desgaste, se atascó. Hernán Pérez estrenó el marcador, Darder deshizo el empate en el minuto 79 y Piatti puso el broche de oro a una gran tarde.

 

Fotos

Vídeos