Un derbi de ánimos contrapuestos

Los jugadores del Real Madrid, durante el entrenamiento de ayer. :: efe
/
Los jugadores del Real Madrid, durante el entrenamiento de ayer. :: efe

El Real Madrid, urgido por el varapalo ante el Sevilla, encara a un Atlético al alza

ÓSCAR BELLOT

madrid. Tras cruzarse en un sinfín de duelos de alto voltaje, con las dos finales de la Champions que cayeron del lado de los blancos siempre muy presentes en el recuerdo de sus respectivas aficiones, planteles y cuerpos técnicos, Real Madrid y Atlético encaran un nuevo episodio de su eterna rivalidad con ánimos contrapuestos. Declinante el del vigente campeón de Europa que, sólo una semana después de deslumbrar ante la Roma en el estreno en su competición fetiche, salió escaldado de su visita al Ramón Sánchez-Pizjuán. Al alza el de los rojiblancos, verdugos por fin en un torneo internacional del poderoso adversario de La Castellana hace mes y medio en la Supercopa de Europa y espoleados por los tres triunfos consecutivos -dos en Liga y otro en la Liga de Campeones- que, sumados a los tropiezos de los colíderes, han vuelto a meterle de lleno en la pomada.

El fútbol se mueve a velocidad de vértigo, como significó ayer Julen Lopetegui, y las alegrías y penas del ayer se tornan volátiles y efímeras, olvidadas en cuanto el esférico echa a rodar. Máxime si en liza hay un choque de esos que pueden marcar de verdad. Y el vasco, que lo vivió defendiendo bajo palos en el Calderón hace 28 años los intereses del Real Madrid, es plenamente consciente de que la visita del Atlético ofrece una fantástica oportunidad para cicatrizar la herida que abrió el Sevilla.

Real Madrid
Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho, Casemiro, Kroos, Modric, Asensio, Bale y Benzema.
Atlético de Madrid
Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Lucas, Koke, Rodri, Saúl, Lemar, Griezmann y Diego Costa.
Árbitro
Martínez Munuera (Colegio Valenciano).
Estadio
Santiago Bernabéu.
Hora
20:45 h.
TV
Movistar Partidazo

Hurgar en la llaga será el propósito de Simeone, que tratará de mantener incólume el muro que ha levantado en el coliseo de Chamartín desde que allá por el 1 de diciembre de 2012, en su primera visita como técnico del Atlético, sufriese la que, de momento, sigue siendo su única derrota liguera en feudo merengue como rector de los colchoneros. Desde entonces, cinco pulsos saldados con tres victorias y dos empates.

LAS FRASES Julen Lopetegui Técnico del Real Madrid «Cuando uno lleva este escudo, cada partido es especial, y mañana no es una excepción» Diego Pablo Simeone Entrenador del Atlético de Madrid «Son partidos de hombres y los que jueguen en ese límite emocional son los que terminan respondiendo»

Inquietud

La inquietud sobrevuela Concha Espina tras dos partidos que han reflejado una pérdida de olfato que ya preludiaba la fuga de Cristiano pero que habían contenido Bale y Benzema con su notable inicio. El galés sigue enchufado y fue de los pocos que se salvaron de la quema en Sevilla, pero el francés ha entrado en barrena. Ni uno ni otro presentan buenos registros ante el Atlético, al que el lionés sólo ha hecho tres dianas, ninguna de ellas en el Bernabéu, y el de Cardiff apenas una, en la final de Lisboa que valió la 'décima'. Nada que ver con los 22 tantos en 29 partidos de Cristiano frente a los rojiblancos.

Sobre Bale y Benzema recaerán, pese a los antecedentes, buena parte de las opciones merengues de recuperar el tino, sin olvidar a un Marco Asensio que compagina actuaciones deslumbrantes con otras en las que pasa desapercibido, como en Sevilla. La vuelta de Carvajal alivia las necesidades en defensa de Lopetegui, que pierde por el contrario a Marcelo, aquejado de una lesión en el sóleo de su pierna derecha, lo que obligará a Nacho a desplazarse al costado izquierdo. Isco sigue siendo baja tras su operación de apendicitis. Courtois, guardameta del Atlético en la única mácula de Simeone en el Bernabéu, se convertirá en el decimonoveno futbolista que vive un derbi en los dos bandos.

Incluso en las dolencias de sus futbolistas ha mutado el paso el Atlético, que sigue sin poder contar con Savic y que tampoco tendrá a Martins pero que recupera a Giménez tras los problemas musculares que le obligaron a retirarse ante el Huesca. El uruguayo será de la partida en un once en el que Simeone tiene nueve fijos y dos dudas: Rodri o Thomas en el eje de la medular y Lemar o Correa en banda. Arriba, Griezmann, que ha marcado en sus tres últimos partidos de Liga en el Bernabéu y que se verá las caras con Modric, su máximo adversario en la lucha por el Balón de Oro, y con Ramos tras semanas de piques, así como Costa, ávido de poner fin a su sequía en Liga, donde acumula 15 partidos sin ver puerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos