Sin 'clásicos' pero con VAR y Lopetegui

Julen Lopetegui camina en la Ciudad del Real Madrid durante la última sesión de entrenamiento antes de viajar a Barcelona. :: afp
/
Julen Lopetegui camina en la Ciudad del Real Madrid durante la última sesión de entrenamiento antes de viajar a Barcelona. :: afp

El primer Barcelona-Madrid en muchos años sin Messi, Iniesta ni Cristiano se presenta como imprevisible pese a la crisis blanca

P. RÍOS / R. ERRASTI BARCELONA/MADRID.

El primer Clásico sin Andrés Iniesta ni Cristiano Ronaldo ya está aquí. Por 'solidaridad accidental' con el apreciado ex compañero, ya en el Vissel Kobe de Japón, y con el rival histórico, que sigue goleando en la Juventus, tampoco lo jugará Leo Messi. El argentino cumple la primera semana de las, al menos, tres que estará de baja por una fractura de radio en el brazo derecho. Sin figuras de tal calibre, el Barça-Madrid es todavía más imprevisible. Parece llegar mejor el equipo azulgrana, con cuatro puntos más en la Liga y ofreciendo una buena imagen ante el Inter en Europa, pero sin el '10', que atravesaba un momento de forma impresionante, todo está más abierto.

El conjunto blanco encadena cuatro jornadas de Liga sin ganar, con tres derrotas y un empate, y sufrió para imponerse al modesto Viktoria Plzen entre semana, pero siempre crea ocasiones y en el Camp Nou tienen claro que se crecerá. Podría ser el último partido de Julen Lopetegui en el banquillo en caso de derrota del Madrid, especialmente si la imagen no es positiva, pero el ex seleccionador también podría estar ante un trampolín si su equipo se impone.

FC Barcelona
Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Rakitic, Busquets, Arthur; Rafinha, Luis Suárez y Coutinho
Real Madrid
Courtois; Odriozola, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric, Isco, Bale y Benzema
Árbitro
Sánchez Martínez (murciano)
Hora
Camp Nou. 16.15 h.
TV
BeIN La Liga

«Espero seguir respirando, no creo que me vaya a morir. Cada uno tiene un 100% de energías, y el 100% de energías están enfocadas a ayudar a mi equipo a hacer un gran partido», dijo un Lopetegui que ironizó con su posible despido y que no quiso incidir mucho en la ausencia de Leo Messi. «No, vamos a enfocar el partido pensando en nosotros, en optimizar nuestras virtudes y potenciarlas al máximo. Y cuando toque defender, defender bien. En estos partidos de máximos, tenemos que estar en máximos en todos los aspectos. Al margen de que esté un jugador o no. Enfrente habrá un gran equipo y nosotros también lo somos», recordó. Y eso que tiene la baja importante en el lateral derecho de Carvajal y la duda de Isco, si apuesta por un 4-4-2, o Asensio, si dibuja algo más parecido a un 4-3-3. Apelación le ha permitido poder contar con Vinicius, que no irá con el Castilla pero que ya estuvo en la lista en Champions, pero no jugó para disgusto presidencial.

Más tranquilo, pero tampoco demasiado porque tras la mala racha rota ante el Sevilla de cuatro jornadas sin ganar (tres empates y una derrota en Leganés) también se le comenzó a cuestionar, anda Ernesto Valverde. No sólo tiene la baja de Messi, quizás sustituido por Rafinha tras su buen papel ante el Inter, pues las lesiones de Umtiti y Vermaelen han dejado solos a Piqué y Lenglet en el eje de la zaga. Los dos son seguros en el once, como Ter Stegen y Jordi Alba en la parcela defensiva. Sergi Roberto será titular, pero no se descarta que sea como cuarto centrocampista por delante de Semedo para tapar a Marcelo en defensa y ganarle la espalda en ataque. En ese caso, Rafinha sería suplente. Valverde citó a 19 jugadores, con el central del filial Chumi y el regreso de Denis Suárez. Por decisión técnica se quedan fuera Sergi Samper y Carles Aleñá.

Igualados como jugadores

«Tengo el once decidido», afirmó Valverde, sin comunicarlo, avisando que «la parte externa del ruido que rodea al Madrid no me interesa, sé que tiene argumentos para jugar bien y ganar. Y lo hicieron a principio de temporada, sin Cristiano. Ahora tienen una mala racha, pero no te puedes fiar. Perdieron ante el Levante, pero creando más de diez ocasiones. ¿La baja de Cristiano? ¡Hombre! Se fue en verano, la baja que contemplamos es la de Carvajal. Cristiano no iba a jugar seguro». Como clave pidió «ser reconocibles en nuestro juego, ahora sin Messi, pero también con Messi, porque es lo que nos hace más fuertes y a la afición, también». Afirmó que «nosotros nos jugamos más, pero principalmente porque lo que se juegue el Madrid no nos importa. Nos jugamos tres puntos y una parte anímica importante», dijo el ex jugador del Athletic, que se midió a su homólogo en los banquillos dos veces en la 91-92 cuando era portero del Logroñés, con un triunfo para cada uno cuando fueron locales.

Ambos andan ahora algo preocupados porque los dos equipos están encajando muchos goles y sus últimos Clásicos de Liga se han caracterizado por la nula importancia del factor campo: ya son tres temporadas consecutivas sin victorias locales ni en el Camp Nou ni en el Santiago Bernabéu. Son datos que refuerzan la sensación de partido de pronóstico más incierto que nunca. «Las claves en un partido de este nivel son muchas. La primera el fútbol, atacar bien y defender bien, y el tema emocional. Y también la mentalidad. Me centro en el juego, en el fútbol, en atacar y defender bien. El aspecto de actitud y mentalidad también serán importantes», considera el preparador madridista.

También será el primer Clásico con VAR, controlado por el canario Hernández Hernández para ayudar al murciano Sánchez Martínez. Con la de jugadas polémicas que suelen haber en los Clásicos, será el gran examen mediático al videoarbitraje. Sin VAR, se obviaron 12 penaltis en los 10 últimos clásicos. De hecho, en el último precedente, 2-2 en el Camp Nou, hubo una roja rigurosa a Sergi Roberto con actuación teatral de Marcelo, una falta evidente de Suárez a Varane antes del golazo de Messi y un penalti de libro de Jordi Alba, entre otras acciones. Y eso que no había nada en juego al haber ganado ya la Liga el Barça.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos