El Barça, rival 'embarazoso' para Costa

Diego Costa pugna con Samuel Umtiti durante el Barcelona-Atlético de la pasada temporada. /  ENRIC FONTCUBERTA /
Diego Costa pugna con Samuel Umtiti durante el Barcelona-Atlético de la pasada temporada. / ENRIC FONTCUBERTA /

No marca en Liga desde el 25 de febrero ante el Sevilla y nunca ha sido capaz de anotarle un gol al conjunto azulgrana

JAVIER VARELA

madrid. Diego Costa volverá a ser titular después de que se dejara ver en el Metropolitano ante el Athletic. Jugó 45 minutos 'por necesidades del guion' y apenas entró en contacto con el balón. Se le vio perdido, ausente, sin chispa, sin hambre e incluso sin carácter. Y si no encuentra esas cualidades es menos Diego Costa. Y el Atlético lo nota. Salvo en la final de la Supercopa de Europa, en la que marcó dos goles y fue clave para que el Atlético levantara el primer título, está lejos de su mejor versión y de ser el que despertó una ilusión enorme cuando volvió a calzarse la rojiblanca en enero.

Un gol en Champions

Aparte del doblete ante los madridistas, Costa sólo ha sido capaz de marcar un gol en la Champions y mantiene una sequía en la Liga tan larga como un embarazo. El último fue el 25 de febrero ante el Sevilla y desde entonces sólo ha sido capaz de anotar en Europa ante cuatro rivales. Nueve meses en los que ha sufrido problemas físicos, bajones anímicos, el nacimiento de un nuevo hijo y una ausencia de la selección que parece complicada de revertir. Será más fácil si empieza a marcar goles. Y para eso necesita, lo primero, continuidad, y lo segundo afinar la puntería.

El brasileño arrastra su mayor sequía goleadora como profesional: 1.352 minutos sin anotar

Desde aquel gol en el Sánchez Pizjuán en febrero, ha disputado 27 partidos y sólo ha logrado cinco goles. Más alarmante parece la situación en la Liga (18 partidos), su mayor sequía como profesional: 1.352 minutos. Una sequía que también está lastrando al Atlético, que acumula su peor arranque goleador en la Liga desde que Simeone está en el banquillo. Su falta de gol unida al bajo rendimiento -hasta ahora- de Antoine Griezmann, son algunas de las causas de los problemas que está teniendo el conjunto rojiblanco para sumar goles.

Además, en caso de romper la racha anotadora, Costa acabaría con la 'maldición' que tiene ante el Barcelona: no ha sido capaz de marcarle un gol a los azulgrana en los 12 partidos que ha disputado ante ellos (5 empates y 7 derrotas).

Ni con el Atlético, ni con el Valladolid, ni con el Rayo. Con los rojiblancos, Costa ha disputado 9 partidos ante el Barcelona, con el Rayo sólo se midió en un duelo cuando estaba cedido en la 2011-12 (65 minutos en un doloroso 0-7 en Vallecas) mientras que con el Valladolid (2009-10) disputó los 90 minutos completos en los dos únicos partidos (ambos con derrota por 4-0 y 0-3 en Pucela). No guarda buen recuerdo ya que no sabe lo que significa vencer un partido al conjunto azulgrana. Con la camiseta rojiblanca se ha enfrentado en nueve ocasiones, empatando cinco y perdiendo cuatro. Un triple reto para el hispano-brasileño.