El Barça se abona al rock and roll

El fichaje de Vidal ahonda en la apuesta por futbolistas de garra y llegada para una medular acostumbrada a finos estilistas

JACOBO CASTRO

Hubo un tiempo en Can Barça que el centro del campo estaba reservado sólo para unos elegidos. Para jugadores de escasa altura y poca potencia física, pero que amaban la pelota. Esa época alcanzó su punto culminante cuando Guardiola firmó su gran obra maestra, goleando al Santos en la final del Mundial de Clubes. Un excelso Barcelona se llevó aquella final formando con cinco de esos 'locos bajitos' por detrás de Leo Messi. Casi siete años después, todo ha cambiado, como confirma el fichaje de Arturo Vidal.

El chileno, que abandonó este viernes la concentración del Bayern de Múnich, recala en el club azulgrana, con el que firma por tres temporadas, a cambio de unos 20 millones de euros. Su llegada profundiza el cambio en la filosofía del centro del campo del Barcelona. Curiosamente, la apariencia del chileno con respecto a sus antecesores va muy ligada al fútbol que uno y otros practican. Xavi e Iniesta, máximos representantes del buen trato del balón y del fútbol de seda, siempre tuvieron un aspecto muy sobrio: no llevaban tatuajes (al menos visibles) y siempre lucieron un peinado sin extravagancias. Vidal es todo lo contrario. Tatuajes por todo el cuerpo y un corte de pelo muy particular, es uno de los abanderados del fútbol basado en la fuerza, la garra y el empuje.

El chileno confirma que en el Camp Nou se ha acabado la música clásica y comienza el rock and roll. Nadie mejor que Busquets para hablar de la estampida de talento que ha habido a su lado. Poco a poco ha visto cómo los Xavi, Iniesta o Thiago han sido sustituidos por futbolistas de otro perfil: Rakitic, André Gomes, Rafinha, Denis, Arda y, sobre todo, Paulinho.

El brasileño fue el que puso la primera piedra de esta nueva era. Su fichaje, en el verano de 2017, no estuvo exento de polémica. Un año más tarde, su marcha a China ha dejado un hueco prácticamente irremplazable que se pretende llenar con Vidal. El chileno lleva más de una década en Europa dando oxígeno y llegada al centro del campo. En Barcelona le reciben con los brazos abiertos. La medular culé ya no es territorio reservado para finos estilistas. La nueva era ha comenzado y el 'Rey Arturo' quiere ocupar su lugar.

En cuanto a la 'operación salida', Aleix Vidal será jugador del Sevilla en las próximas horas. Los hispalenses pagarán unos 9 millones de euros más variables por su contratación.

 

Fotos

Vídeos