El Atlético llega arriba en la tabla

Koke protege el balón junto al banderín de córner ante la presión del jugador del Betis Lo Celso. :: efe/
Koke protege el balón junto al banderín de córner ante la presión del jugador del Betis Lo Celso. :: efe

Simeone gana la partida táctica a Setién y se marcha de vacaciones con un mal inicio de temporada ya superado Un gol de Correa da la victoria a los colchoneros ante el Betis

JAVIER VARELA MADRID.

El Atlético se llevó la victoria ante el Betis que le permitía por unas horas colocarse líder y marcharse al parón con el regusto que da el triunfo y metido arriba en la tabla. Una victoria que llegó de las botas de Ángel Correa, que volvió a ejercer de revulsivo rojiblanco. El césped del Metropolitano se convirtió en un tablero de ajedrez en el que Diego Pablo Simeone y Quique Setién desplegaron sus fichas. Mientras el rojiblanco movía una torre, un alfil y un peón, el verdiblanco apostaba por un alfil, un par de peones y un caballo. El fútbol se convertía en un juego de estrategia en el que uno, el Betis, apostaban por tener el balón, y el otro, el Atlético, por presionar arriba para impedir que el rival pudiera sacarlo con comodidad.

1 ATLÉTICO

0 BETIS

Atlético
Oblak, Juanfran (Arias, min. 74), Godín, Lucas Hernández, Filipe Luis, Koke, Rodrigo, Saúl, Lemar (Correa, min. 57), Kalinic (Thomas, min. 66)y Griezmann
Betis
Pau López, Francis (Sanabria, min. 81), Mandi, Bartra, Sidnei, Junior, Guardado (William Carvalho, min. 17), Lo Celso, Joaquín (Tello, min. 66), Canales y Loren.
Goles
1-0: min. 74, Correa.
Árbitro
Undiano Mallenco (Navarro). Amonestó a Junior, Juanfran, Godín, Filipe Luis, Saúl, Bartra, Lucas Herández y Canales.
Incidencias
Partido de la 8ª jornada jugado en el Wanda Metropolitano. 63.786 espectadores. La Patrulla Águila sobrevoló el estadio con los colores nacionales antes de la salida de los jugadores como homenaje por el 175 aniversario de la bandera de España.

De nuevo una defensa de cinco se convertía en la criptonita del Atlético de Simeone, que sufre cuando tiene que enfrentarse a un equipo con esa formación. Esta temporada le pasó ante el Celta de Mohamed, le ha pasado dos veces contra Machín -cuando era técnico del Girona- o ante el Chelsea en casa el curso pasado. Por eso Cholo apostó por un 4-4-2 con Kalinic como compañero de Griezmann y una presión alta que empezaban los dos de arriba secundados por Lemar, Saúl y Koke. Una combinación de Lo Celso, Guardado por el centro del campo -con permiso de un Godín que está lejos del que fue- dejó sólo a Loren que mandó inexplicablemente su remate fuera.

El Betis utilizaba a Pau como si fuera un portero de fútbol sala para sacar el balón ante la presión atlética. El Atlético iba ganando en posesión con el paso de los minutos gracias a una presión que provocaba los fallos en la salida del balón bética. Tan centrados estaban unos y otros en la estrategia que se olvidaron que al fútbol se gana como al ajedrez, derribando primero la reina y luego el rey para alcanzar el jaque mate. En el fútbol eso se llama gol, pero andaban más pendientes del rival que de elaborar su propio juego. En el Metropolitano se palpaba en el ambiente que el partido se iba a decidir como en el patio del colegio: quien mete gana. Oblak y Pau eran dos espectadores de lo que pasaba a unos metros de sus porterías, aunque el bético notaba más sensación de peligro.

En la segunda mitad Pau demostró tener manos varias veces un remate de Kalinic se estrelló en el palo. Primer jaque del equipo de Simeone, que seguía al ataque y se quitó el corsé ante un Betis que se quedó sin balón. Correa apareció por Lemar, y marcó. Parecía jaque mate. Entonces Setién, con la partida perdida, dio un pasito arriba pero Mandí desperdicó la opción de lograr tablas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos